La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 31 de diciembre de 2009

Será azul...








El mar





El mar no supo detener la fiebre…feliz 2010.





F

Reviso las sílabas que forman la noche







Reviso las sílabas que forman la noche,
un cúmulo desnudo y embriagador se me ha pegado a la piel
y no puedo más que dejar que me invada su silencio.
En el fluyen sin parar las imperceptibles sensaciones del día,
el rumor de la brisa,
la canción del viento entre las hojas maduras,
la razón todavía sazonada de luz
y que dibuja en un vestido una quimera,
lo ingrávido de un pájaro solitario entre los cables,
su llamada, débil pero viva, entregado a la soledad;
la meta del fuego, su condena a morir
victima de si mismo
crepitando respuestas inconexas,
la fatalidad como satisfacción de la derrota,
el dolor orgánico aplazado en los huesos,
el aura debilitada e irreal de la esperanza;
el galope de un caballo negro entre los pechos, su punzada ebria,
también sus pechos de onzas
y los celebres ramilletes rosados de flores que pregonan el deseo;
el vaivén de lo pequeño siempre postergado a los estantes con polvo,
más o menos la dependencia del humo del cigarrillo,
del alcohol, del café,
una larga lista de dependencias banales y sutiles,
la música, el paladar, el tacto supremo;
cada verso que define una acción casi indefinible,
la labor de unos labios derrumbándome.
Hay noches eternas como sables
y en su perfil de sangre
se acumulan las variantes de un crucigrama
que nadie sabe acabar
aunque sea tan parecido el mío con el vuestro.





martes, 29 de diciembre de 2009

Otra poética







Para M. Martínez Forega a proposito de su poema Poesis










Dice el poeta que el tiempo lo posee todo,
pero que cuando consigue descansar,
abrigado a la luz de algún silencio,
puede enunciar un mundo de telúricas imágenes,
ese término en que invierte las emociones
y se deja llevar por todos los arrabales de la memoria.
A pesar del aire, respirar no es sencillo.
Arder entre las sílabas que forman las cosas, al nombrarlas
en este bosque de fronda interminable,
se hace demasiado difícil en las largas tardes de invierno.
Me debe la humedad la lluvia,
su temporal devastador,
la tormenta ciega, el fuego del relámpago.
Pero soy agreste cuando solitario me habita un lobo,
camino por la senda invertebrada de la mentira
o me dejo seducir por el deseo imperturbable de mi piel.
Trae la noche ásperas estrellas,
astros calcinados hace miles de años,
y sin embargo sentirlos, suaves
como quebradas preguntas sin respuesta humana,
deja en el viento,
que me acalla, el dolor del misterio.
En la urdimbre de las rosas,
en su aroma prendido al pecho,
en esa quimera de dragón que cruza la luz
y se hace dueña del jardín
enumerando el sueño de las últimas arañas,
en su tela ya rota y apenas reconocible,
entre los pájaros ahora de silentes vuelos
o en la desarbolada rendija de frutos y guirnaldas
de las cuales se apodera el humus,
hay todavía exenta la caricia de un verano pródigo y candente,
todo lo que rezuma la sed de los días perdidos.
Desde este rincón del cielo,
o tal vez de un infierno interior y posesivo,
absorto en la ciudad y en sus arterias,
un río sin puentes se deshace en mí
y me llama a hurgar en todas las cosas que pueblan mi sangre…
tal vez sea mi poética un cúmulo de símbolos
o únicamente la manera más sencilla de pedir que me quieran,
que me escuchen y me deban algo por lo que recordarme.








F



lunes, 28 de diciembre de 2009

NACE EL PREMIO DE POESÍA ECLIPSADOS





Premio de poesía Eclipsados





BASES
1. El objeto de la presente convocatoria es premiar una obra de creación literaria en castellano, en el género de la poesía de una autor novel (sea cual sea la edad del mismo).

2. Podrán concurrir al premio Eclipsados todas aquellas obras que reúnan las siguientes condiciones:

A. Ser originales e inéditas y estar escritas en castellano.

B. Tener una extensión mínima de 350 versos.

C. El tema de las obras será libre, al igual que la métrica y forma de composición.

D. El autor no debe tener publicado ningún poemario hasta la fecha tanto de forma impresa como electrónica.

3. El premio consistirá en la edición del poemario galardonado en la colección de “poesía” de la Editorial Eclipsados. El autor recibirá 50 ejemplares en concepto de derechos de autor de la primera edición.

4. Los originales se presentarán:

- Por triplicado, en ejemplares separados, tamaño DIN A-4, paginados, mecanografiados a doble espacio y por una sola cara, con un tipo de letra estándar de tamaño 12.

- Grapados, cosidos o encuadernados.

- Bajo lema y seudónimo, y acompañados de plica, en la que se hará constar el nombre, apellidos, domicilio, teléfono, firma del autor y fotocopia del D.N.I.

- Se dirigirán a la Editorial Eclipsados con dirección c./ Violante de Hungría 6, 6ºA 50009 Zaragoza, haciendo constar en un lugar visible del sobre “Premio Eclipsados de poesía”.

5. El plazo de presentación de originales finalizará el día 31 de marzo de 2010.

6. Las obras presentadas al premio Eclipsados de poesía serán examinadas por un Jurado constituido al efecto por personas de reconocido prestigio en la materia objeto del premio. La composición del Jurado se publicará en el blog de la editorial tras el fallo: http://www.cazadoresdeeclipses.blogspot.com/
La propuesta será decidida por el Jurado por mayoría de votos de sus miembros, pudiendo realizarse ex aequo y declararse desierta. Las decisiones del Jurado serán inapelables.

7. El fallo del premio se hará público a lo largo de la primera semana de junio, durante la Feria del Libro de Zaragoza, en día y hora que se hará público convenientemente.

8. Las obras no premiadas no podrán ser retiradas y se procederá a su destrucción tras el fallo del jurado.
9. La presentación de originales supone la aceptación expresa y formal de estas bases. Todas las incidencias no previstas en estas bases serán resueltas, de forma inapelable, por el Jurado.






Escucho un sonido de blues...






Escucho un sonido de blues, entra en mi cuerpo y me hace silenciar todas las preguntas, todas las que hablan a mis vísceras y a mis sentimientos…Afuera hay una tarde moribunda, un cielo a punto de romperse, como si supiera de mi se desliza con su humedad buscándome en este crepuscular domingo…alguien dirá palabras de escarnio y se sonreirá o pronunciará las viejas premoniciones que salvan a los espíritus descarriados (¡si es que sigue siendo un inmaduro insatisfecho!) tal vez tengan razón y la saciedad de estos momentos sea parte de la cal viva que cae sobre cada sueño, cada latido, para ahogar todo intento de rebelión personal…el saberse derrotado, cansado y triste de antemano sin provocar batalla contra la atonía de las sensaciones perdidas en los remolinos de la realidad de la vida…ell@s ya saben de esto y dan sus consejos sabios o te dejan mensajes en el contestador automático de ánimo o recetas de tisanas que sólo queman la garganta o te revientan las tripas haciendo aflorar la calderilla insignificante que hay en los bolsillos rotos…creo que odio este término medio en el que la incertidumbre se propaga como fuego por toda mi casa, se mete dentro de mi desde la hora del desayuno y me recorre en la sangre y sin poder resolver mis crucigramas, cada cuestión que de verdad me importa, acabo mirando el horizonte sin mayor deseo que acabar durmiendo toda la pequeña eternidad que aún me queda de vida.







domingo, 27 de diciembre de 2009

I'll Stand By You - The Pretenders





Con la base de lo que dice esta canción he hecho un poema que algún día os enseñaré...espero que en un libro... (cruzo los dedos).
Yo saco mi ira de muchas formas diferentes pero intento no echar en cara nada a los que abandonan sus promesas...de todas formas, sobre todo, disfrutar de los recuerdos que seguro os trae a muchos esta canción.


sábado, 26 de diciembre de 2009

Todavía es pronto para volver a pensar





R.I.O. estalla en Shine on,
irrumpe con when the sun comes down.
Es certera la mirada cuando la palabra no existe,
cuerpos sumergidos en el aliento de la inconsciencia dejándose llevar,
todo lo que puede venir es noche y con ella se irá,
un acaso incierto que nos hace movernos sin más,
somos de nuevo olas en la fiesta
al ritmo pausado de las birras o el desenfreno de los gin tonic.
Dave Darell nos devora con sus golpes de timón,
la música machaca, surge la fiebre y el sudor,
en el servicio hay parejas uniendo sus deseos
o abandonándose en una mala raya,
no hay tiempo para especular donde escondimos las preguntas,
nunca hemos podido saber las respuestas,
hay miedo detrás de cada sonrisa al amanecer
¿qué nos espera tras este oasis artificial?
aunque nunca poseamos nada de lo que soñamos
y sigamos perdiéndonos siempre en la humedad
que hay entre nuestra piel y la camisa,
cuando Bob Sinclair lanza Together
y nos decimos todavía es pronto para volver a pensar.






Del libro de poemas inédito El amor en un bar
Poema ya publicado en la revista Turia

Carolan's Dream - juega en arpa celta




Esta noche he escuchado un concierto de música celta (el grupo O'Carolan)...el arpa me ha estremecido...quizás ha limpiado y serenado algo dentro de mí...he encontrado estas canciones irlandesas, os la quiero dedicar con todo mi afecto más sencillo y profundo.






viernes, 25 de diciembre de 2009

jueves, 24 de diciembre de 2009

Un beso en Navidad




Cierra los ojos, no hagas trampas…mis labios van a recorrer tu cuello, suavemente, ligeramente, dejando una pequeña humedad apenas perceptible pero que sin embargo te hará estremecer…llegaré a tu lóbulo izquierdo y te pronunciaré voces quedas y calidas que te augurarán deseos y promesas…seguiré hasta tus párpados, les dejaré la humedad que les haga tener en su mirada algo de mi…tu lóbulo derecho me apasiona y lo mordisquearé con dulzura…volveré bajando por tu cuello, ese sendero donde es fácil caer, y desde el brote fecundo de tus senos he de subir hasta volver a tu rostro y llegar a tus labios…entonces recorreré su contorno y los humedeceré con la punta de mi lengua…te voy a dar un beso.


En el amor el quiebro se hace gala de sábanas deshechas.
Eres blanca piedra en el desierto,
calcinada arena entre los dedos míos,
y te beso con el derroche de mis ojos ciegos.
Segundo a segundo respiro tu anhelo,
el aire eres tú como sagrado templo,
el calor de tu boca,
la humedad de tu lengua,
la luz de un relámpago en esta lluvia,
casi una eternidad nacarada con tus dientes
y hechizada con tus labios sonrosados.




JOHN LENNON POR LO TANTO ESTA NAVIDAD 2009




Permiso de armas VI









Y detrás de este deshecho paisaje de ropas arrugadas,
todavía tibias por los cuerpos que las abandonaron,
apenas quedan, a pocos metros, dos seres indefensos
que desnudos se buscan como ciegos de la noche,
preguntándose: ¿dónde estoy?


miércoles, 23 de diciembre de 2009

Inerte







Tengo la triste sensación de lo muerto. Estoy inerte, rodeado por el hielo y agazapado en el lado tranquilo del silencio. Aquí, como en el Ártico o en un páramo habitado por osos blancos, los instantes pasan lentamente, las ideas son sencillas, limpias, el cielo sin respuestas guarda grave su postura incontenible. No sé de donde me viene este viento lóbrego, hirsuto y helado, que en la ardua tarea de levantar la voz, de mover un músculo, de dejar caer una caricia, trasiega con todo mi pasado y levanta un muro que se hace cada vez más grueso, más alto, más rotundo.
A veces dejo de reconocerme y tan sólo soy una sombra deambulando por un aeropuerto del norte en el que ya ha llegado la hora del cierre, en estos días prefiero desaparecer, apagar la luz y nuevamente ser la noche.





F


Tod@s contra el cáncer de mama


video




ya sé que no es el día contra el cáncer de mama, pero es qué debe haber un día?...daros un minuto para vosotras...cualquier día es bueno.
(Gracias Isabel por recordarlo)

martes, 22 de diciembre de 2009

No mido...






No mido los grados del vértice,
ni la luz que trae en la humedad del regocijo,
me basta el silencio envolviendo su boca.








lunes, 21 de diciembre de 2009

37, rojo e impar...








Estoy en este andén, en esta estación de tránsito. Sé que el otoño también tiene un tren nocturno, un viaje de larga distancia hacia la lluvia, he de resolver todo lo que me deja entre los dedos la hirsuta fuerza del viento, casi lo que me desvanece o me da tanto dolor como emociona, lo que me cubre de una nube negra o se ensarta entre los cristales que acaban dentro de mi puño cerrado.
Ciertamente me pasan muchas cosas, algunas son tan leves (o importantes) como ver caer unos copos de nieve o ver pasar un pájaro, otras me duelen tanto que sólo ironizando puedo decirlas y otras sostienen un discurso interno que incluso yo a veces desconozco.
Puedo parecer presuntuoso, quizás lo sea, incluso arrogante a veces, como si una palabra mía tuviera más valor que propiamente una acción de otros, cosa que no pienso en verdad, pero que con el juego de la bitácora parece que las cosas expuestas con el color del oro sobre el fondo negro fuera algo relevante...a veces pienso que este es un buen sitio para representar el teatro de mi vida, un trozo de verdad y un trozo de mentira de todo lo que me pasa por la cabeza, la piel y las vísceras...de todas las maneras no deja de ser un juego al que apuesto cada día...y desde niño siempre me he jugado parte de mi a esa ruleta sin nombre...sigo pues con el 37, rojo e impar...no va más.





F

Permiso de armas V








Solsticio de invierno (7.48 p.m.)


La verdad no necesita engendrarse en la luz.






F



domingo, 20 de diciembre de 2009

En tus ojos...





Pero en tus ojos sigue la vida presa…

A. García Calvo


Trae el invierno los copos blancos,
los tejados se hacen de impoluto silencio
mientras miras desde tu ventana
el horizonte raso y olvidado
de una tarde cualquiera
sin el vuelo de los pájaros.
Pero yo sé del calor de tus ojos,
el regocijo prendido a ellos que dejó el verano
y de esas ramas de frondoso bosque
en las que cuando me miras me pierdes.








Semana de Jesús Jiménez Domínguez en Crepusculario







sábado, 19 de diciembre de 2009

Permiso de armas IV






Si pronuncias lentamente
su oscuro nombre
la muerte te abre
un dintel de sombra,
y te deja, dentro,
muy adentro,
la sensación del paso
de una hoja de acero
estremecida al viento.







F


viernes, 18 de diciembre de 2009

Quique González De haberlo sabido

Mañana, Poesía para perdidos






19 de diciembre de 2009



Poesía para perdidos en otoño organizado por la A.A.E. en colaboración con el depto.de cultura de la D.G.A. y la Campana de los perdidos en c/ Prudencio nº 7 a las 22 h.



Poetas





Manuel Vilas



Lorenzo Oliván





Música



Experimentos in la notte




Permiso de armas III





A veces hasta la cicuta es dulce.

(Séneca en articulo mortem)



F



jueves, 17 de diciembre de 2009

Permiso de armas II







En estos días se me olvidó la palabra poesía…
en estos días sólo busco la luz.













miércoles, 16 de diciembre de 2009

16 de Diciembre...





Una rosa es una rosa siempre.

A pesar de los años seguimos recordándote.

F


Permiso de armas I






Me dijeron: “Sólo te quieres a ti mismo”


Cruce los dedos en la espalda y tras una pausa dije:


“Eso es mentira, quiero a mi perro”.




F



martes, 15 de diciembre de 2009

TERTULIA POÉTICA EN LA BIBLIOTECA DE ARAGÓN




TERTULIA POÉTICA EN LA BIBLIOTECA DE ARAGÓN
Organizada por la Asociación Aragonesa de Escritores

El miércoles, 16 de diciembre, a las 19:30 horas, la sala polivalente de la Biblioteca de Aragón volverá a convertirse en animado espacio de reflexión en torno a la poesía.

En esta ocasión tendremos como invitado a Nacho Escuín que a su condición de poeta une de la editor y organizador de eventos como las jornadas “Este jueves, poesía” que se celebra en la Facultad de Filosofía, o los encuentros literarios en “El pequeño teatro de los libros”. No se conciben las nuevas corrientes poéticas aragonesas sin el referente de Ignacio Escuín Borao.

Tras comentar y analizar su interesante obra poética, procuraremos que haya tiempo para que otros asistentes lean algo de su propia obra o de los poetas consagrados de su predilección.

Como siempre, promueven y coordinan estas tertulias los poetas Rosendo Tello, Emilio Quintanilla Buey y Ángel Sobreviela.







....





Muchas veces derriba más una palabra que un puñetazo.







F


lunes, 14 de diciembre de 2009

...







No existe el olvido, recuérdalo.







F


En el aroma de las brasas...






En el aroma de las brasas un ejercito de palabras se abren paso
y con sus disparos la nieve viene arrebatadora, blanca, fría,
impoluta mácula donde demorarse para siempre.
De entonces son el páramo, el lobo negro,
la ardiente luna roja, la espera, la cita, la conquista,
la soledad, la pantera, el dolor de las selvas,
el paso de los puentes, los márgenes de los ríos,
las cálidas mañanas de mayo, lo arbóreo, lo etéreo,
la sinuosa cinta azul, los besos citados a destiempo,
cada paso, huella, caricia de mis dedos,
la gota de saliva que he dejado recorriéndola,
un campo en el barbecho del ansia,
el gozo, la lluvia, su tormenta, su desnudez,
cada rayo que asola en la noche,
cada tren que nunca vuelve,
el faro de las dudas,
la labor de las abejas,
la humedad de las hormigas,
el tejer de las preguntas,
el zarpar de los barcos,
la ausencia, la multitud,
el valor de una mentira,
la última canción que trae el alba,
la savia del hombre derramada en la piel,
el incendio de los bosques,
los pájaros, ellos, el pálpito con su canto de milagros,
la araña recolectora de tiempo,
todos los andenes, los muelles,
los borrachos, las meretrices,
la destilación de los enebros,
el llanto, el crepúsculo,
Venecia, París en septiembre,
nada por lo que un verso no tenga que existir
en ese jardín en que respiro mi silencio.
Nada, siempre son nada
y sin embargo en ellas perdura el fuego.




F



Supertramp "Crime of the Century"




Siempre que escucho esta canción me veo entrando en el Bohemio's (un pub de Zeta) mirando al fondo donde todavía había un punto de fuga...años 80...



domingo, 13 de diciembre de 2009

Semana de Federico García Lorca en Crepusculario






Seis sonetos del amor oscuro y una gacela.


Aunque...





Aunque a menudo cierre el puño,
me delatan los surcos de las palmas de mi mano,
son cinco heridas expuestas a la soledad.





F



viernes, 11 de diciembre de 2009

Como si amar no fuera suficiente









Como si amar no fuera suficiente
mi pasado me persigue.
He recorrido el páramo,
la ciudad de noche es un gran sueño,
hay demasiadas carreteras secundarias
y una música de blues en mi cabeza.
Anochece tan temprano
que nada es más certero
que este deshuesado inventario de pérdidas.
Odio llorar, demostrar mi debilidad,
lo sabes bien cuando me analizas
y sacas certeras conclusiones sobre mi ego.
Sé que soy un hombre sin más,
nada que tenga que ver con los héroes me rodea,
alguien que apenas tiene entre sus manos
la humedad de la lluvia y un poco de tierra...
Tal vez hoy sea un día perfecto para ti,
pero a mi me sigue pareciendo
que la niebla se va apoderando poco a poco de todo,
y que este otoño se hace interminable
aunque tú me estés acariciando
y yo sepa de la sinceridad de tus palabras.








Foto de J.A. Melendo


jueves, 10 de diciembre de 2009

Soy un extranjero en mitad de la tierra






Soy un extranjero en mitad de la tierra.
Habítame con tus palabras extrañas
y hazme arder en el fuego de tu boca.
Es el invierno la corona exhausta,
el éxodo de la lumbre, su ceniza,
el verbo donde se ilumina
el salitre blanco de la escarcha,
el lugar sin pájaros ni auroras,
la enredadera que se nutre de mí.
No tengo más equipaje que estas manos,
surcadas de preguntas, de debitos,
y que todavía te desconocen.


martes, 8 de diciembre de 2009

Día 10 Jueves Recital en el Candy Wharhol Mayusta & Fernando
















Nuevamente en el Candy Wharhol el día 10 recitaremos, esta vez, Miguel Ángel Yusta y yo, sobre las 10 de la noche en la c/ Bolonia nº 28. Os esperamos (no vendemos nada).




lunes, 7 de diciembre de 2009

He andado por la noche








He andado por la noche y exprimido el ácido sabor de las cosas. Casi todas las palabras sobraban aunque el precio de la bebida se oía sonoro y claro, contundente, en la sonrisa provocadora de las camareras, dejándote junto con la cuenta esa distancia perpleja que te da confianza para resbalar tu mirada sobre su cuerpo pero que te agradece no seas más pesado, que ella trabaja y tú disfrutas.
Cuando los amigos ebrios sonríen tienen el rictus perfecto de un desconocido, han naufragado al borde del alcohol y lo mejor es no escuchar su benéfica o dolorosa salutación, tanta emigración de su manera de ser puede crearles problemas cuando los vuelvas a mirar a la cara a la luz del sol…no sé, siempre es duro escuchar esas verdades del momento y pensar que a veces eres tú el que rompe el trato y acabas hablando de cosas que a nadie en realidad le importan…es mejor si bebes hacerlo solo, concentrado en la música alta o en acabar tranquilamente durmiendo en cualquier cama que no te conozcan.




Depositas tus labios en el vaso frío. Escuchas una música que se derrama por todo tu cuerpo. Sientes el alcohol invadiéndote. Piensas “demasiados gin-tonics”. Una chica te habla sobre algo que no puedes entender. Es morena con media melena, ¿la conoces? seguro ¿pero de qué? Tú sólo le miras el busto y los labios mientras asientes con la cabeza: sí a todo es una buena táctica.
¿Estás a punto de besarla?, noo!, te contienes, no puedes cruzar tan pronto un puente sin saber que hay más allá, sin embargo, surge lo imprevisto, un amigo ebrio se te abalanza, te abraza, te besa en la mejilla. Ufff!!, no era ese el beso que esperabas obtener esta noche.
Sonríes forzado, te lo quitas de encima y te vuelves hacia la chica, la empiezas a desear cada vez más,¿tal vez estás bebido?, sí, seguramente sí, ¿por eso debes de poner esa mirada de depredador de medio pelo?…pero la verdad que te encantaría besarla.
Le acaricias suavemente varias veces el brazo, te mira, te sonríe extrañamente complacida, le sonríes seductor..aggg!!, acerca sus labios a los tuyos y te da un beso suave, dulce, húmedo, vaya!!, ella ha tomado las riendas y en tu oído te deja su nombre silabeando lentamente cada letra, ¿cómo sabe que no te habías enterado antes?.
Para ti ese nombre es desconocido, pero haces gestos de reconocimiento, no puedes pensar bien, sólo te dejas llevar por el momento y tus manos se posan en sus caderas, tiembla un poco, pero se arrima más a ti, está más pegada, mucho, y de espaldas notas la dureza de su trasero embutido en esos jeans tan ajustados y blancos.
Le respiras en la nuca, le das pequeños besos en ella, se estremece y le dices sin más y bajito cuanto te gusta y que es hermosa, preciosa, deliciosa, como la deseas…Se da la vuelta y mirándote a los ojos esta vez te besa de verdad. Abre su boca, mete su lengua juguetona en la tuya mientras le acaricias su espalda y le tocas, ahora sí, ávidamente su trasero. Todo esto ha pasado sin casi darte cuenta.
Parece que la noche de sábado no va ser tan mala al fin y al cabo.





La foto es de M.Martínez Forega


Lunes rojo






De ese lado caminas silencioso,
un manto de esquirlas de acero
convierte la soledad en un deceso.


Respondes al instante,
otro fugaz cometa
se hace en tu piel
un rincón habitable.


Hay una lluvia que apenas se percibe
en la mirada que se lleva la tarde.


¿Cuántas veces las palabras
no dicen exactamente cuánto se ama?



Hay en los días de fiesta un poso triste,
la algarabía del renuncio
trae entre sus voces
las promesas deshechas.


Esta vez he llegado tarde…
la sinceridad tiene un cuchillo
con las últimas gotas de mi sangre.




domingo, 6 de diciembre de 2009

Postales amarillas IV






De mi infancia casi no tengo fotografías.

La ciudad se conserva en mi memoria como el polvo detenido. Como las páginas de un libro en el que yo soy muy pequeño y ella guarda aún el rumor de los pueblos.

Estrechas calles de adoquines, isocarros, tranvías, destartaladas camionetas, coches innombrables y todavía algún carro tirado por caballos. Rehago mi calle, mi casa de amplias escaleras, sus vecinos de vidas oscuras y monótonas, como fotografías.

Aquel piso que compró mi madre cuando llegó del pueblo era grande, espacioso. Como podíamos, ella, mis hermanos y yo sujetábamos el vínculo familiar, a pesar de todas las adversidades que se empeñaban en separarnos. Nada era demasiado grave para impedir la risa. Y teníamos muchas cosas.

Teníamos una nevera de hielo. Había que bajar a la calle, con el cubo de zinc, a comprar los pedazos de aquellas barras blancas chorreantes que traían cada día unos camiones colorados. Las esquirlas que se quedaban en el fondo del pozal las chupábamos como un helado mientras subíamos las escaleras. Hasta que pudimos comprar a cómodos plazos el Kelvinator. Aquella joya diminuta nos llenó de satisfacción y llegó a la vez que una estufa Agnis de butano (¡adiós al petróleo y al humo!). Aún retengo la imagen de mi madre apuntando con un lapicero en las panzas de las botellas naranjas cuántos días duraban.

Después vino la Inter, en blanco y negro, que trajo para siempre a mis recuerdos todos los telefilmes y concursos de los años sesenta y setenta. Y, sobre todo: ya no tuvimos que subir más a casa de la vecina del cuarto.

La radio también me hacía feliz, y sigue haciéndolo. En ella oía a la hora de comer las canciones dedicadas, algunos seriales por la tarde y no me perdía los programas deportivos. Pero siempre me acordaré, ya en las noches, de “Ustedes son formidables” cuando sonaba la “Sinfonía del Nuevo Mundo” y sobre todo la inolvidable voz de Alberto Oliveras.



Del poemario inedito "Islas"






F


Semana de Konstantino Kavafis en Crepusculario








Panoplia desnuda










Me descubro en la ira roja de la sangre.
Palpito una y otra vez en la desnuda soledad
que me respira entre todas las palabras,
dulce como de leche tengo de ellas el calor,
aunque se resiente mi corazón y mi piel
cuando sin saber como se hacen lágrimas
o deseo invertebrado encima de una cama.
Me vence el calido otoño donde naufrago siempre,
perdido en la ausencia o en la oscuridad
soy vespertino o suicida del alba,
y me reviento moribundo o soñador.
Arquero de un cielo sin límites,
me derriban el relámpago y la lluvia,
me hago cíclope marino en la reyerta,
lucho por una razón que no me deshaga la vida.
Luego, después, solo, como ebrio de ella o de la noche,
azul entre las flores o en el sabor preciso del alcohol,
siento estremecido el devenir del tiempo,
el frío que deja su caricia cuando se va cruzando la calle,
y sin mirar atrás me sostiene en la veleta
de un viento de tormenta y de silencio.





F



Día de la Constitucción...6 de diciembre




Para todos este día debe ser algo importante y de reflexión, aunque se haya quedado estrecha no deja de ser nuestra Carta Magna, antes teniamos los principios fundamentales del Movimiento y bla, bla, bla...(uff, perdonad pero estoy un poquillo perjudicado)


viernes, 4 de diciembre de 2009

Marea... Que se joda el viento



Muy bien por Kutxi Romero...


Ponte el moño apretao, sirena, que se joda el viento,
rompe las horquillas de espuma
y déjame que te remache sonrisas de hierro
de esas que disipan las brumas,
que sé que entre los males nos lloverán cristales,
yo iré descalzo y tú desnuda
al son del amor del ronco tambor que toque la luna,

vamos a trepar a la copa de éste sol de enero,
y a hacer un nido en su ramaje,
y allí reírnos viendo como a cada minutero
se lo devora el oleaje,
y cuando entre mis brazos resuenen cañonazos
yo iré perdido entre tus dunas
dejándolo todo, quemando los tronos donde reinen dudas,

y báñate en mis ojos, que se joda el mar
que quiera mecerte a su antojo,
si no somos nadie a nadie va a encontrar,
y si a las heridas quiere echarles sal
solo va a encontrarse cerrojos
y las cicatrices de la soledad,

coge resina para untarnos poco a poco el cuerpo,
por si vuelve la ventolera,
y mientras tanto, entre los huecos que nos deje el tiempo
deja volar tu cabellera,
que si a nuestra locura vuelven nubes oscuras
nos cogerán frente con frente y codo con codo,
cada vez más solos, rodeados de gente.

y báñate en mis ojos, que se joda el mar
que quiera mecerte a su antojo,
si no somos nadie a nadie va a encontrar,
y si a las heridas quiere echarles sal
solo va a encontrarse cerrojos
y las cicatrices de la soledad.




Redacta en mi corazón





Redacta en mi corazón una misiva.
Escribe con letras que te contengan
las verdades más pequeñas,
aquellas que sin querer nunca me dices,
aquellas que se alargan en tu piel
haciéndose sombra en días de niebla.





jueves, 3 de diciembre de 2009

La luz





Me he despertado todavía de noche. Llovía intensamente y en la claraboya del baño se oía perfectamente golpear cada gota que caía. Estaba encima de la cama y sentía frío, aunque sin embargo no me molestaba especialmente, incluso agradecía esa pequeña sensación que desde los pies subía por mi cuerpo como trayéndome de lejos algún mensaje extraño y misterioso. Me he asomado a la terraza y he mirado como se reflejaba la lluvia en la luz de las farolas amarillas y en el asfalto. No pasaba todavía nadie y de nuevo la sensación del frío interior me volvía a demandar atender a sus susurros...el silencio de la lluvia me fascina y aunque es verdad que prefiero las tormentas tampoco la soledad del caminante, el que anda con su paraguas por la avenida, me deja indiferente. He encendido la pantalla del ordenador y esa luz de fluorescente ha iluminado la librería y me ha dejado en un primer momento casi ciego, sin embargo me he vuelto a encontrar con algo que aún siendo un ordenador estaba dispuesto a acompañarme y a darme, débil, un poco de la luz que el día todavía me negaba.




F


miércoles, 2 de diciembre de 2009

Jueves día 3...volvemos con la poesía en la Universidad y en el Candy Wharhol





El próximo jueves 3 de diciembre a las 19:30 horas en al Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y Letras (Universidad de Zaragoza) tendrá lugar una nueva sesión del ciclo “Este jueves, poesía”. En esta ocasión visitarán el ciclo los poetas Enrique Cabezón y Kutxi Romero. Estos encuentros están dirigidos por Ignacio Escuín Borao y patrocinado por el Vicerrectorado de Proyección Social y Cultural de la Universidad de Zaragoza.
Al término de la sesión, a las 22:30 horas, tendrá lugar una velada poética en el Candy Warhol (c./ Bolonia 28) con micrófono abierto. Las veladas están coordinadas por Fernando Frisa y Fernando Sarría.



Más información en el blog los jueves poesía en el páramo



NUEVO CORREO




MI CORREO DE HOTMAIL SE HA QUEDADO CONGELADO

ESCRIBIRME POR FAVOR A fsabadia@live.com

es para recuperar vuestras direcciones


gracias


martes, 1 de diciembre de 2009

"Rompeolas"-Quique González



La vida te sigue enseñando






Tengo la edad suficiente para saber unas cuantas cosas de la vida, esas pequeñas o grandes que parece que ya no te van a hacer palidecer, extrañarte o incluso caer derrumbado. Me han pasado suficientes para ser consciente de que los golpes que la vida da o sus alegrías son parte de una rueda en la cual las compensaciones, como en la ley de Arquímedes, se suceden una y otra vez, sin pausa, sin remedio.

Si repaso este noviembre, puedo decir que ha sido como casi todos los noviembres, en los cuales siempre me siento maltratado. Podría haber sacado la fuerza de la ira para defenderme, pero bah! no merece la pena. Las cosas de las emociones no son algo que se pueda medir ni pesar en una balanza, ni siquiera explicar abiertamente, porque mis emociones navegan en un río tan denso que sólo metiendo la mano dentro y tocando el limo del fondo puedo hacerme una idea de cuáles son...pero, como siempre pienso, todo es cuando debía suceder, es cuando sucede...

Así y todo, tengo suficientes ánimos para levantarme por mi mismo de cada golpe. No usaré de plañideras, ni siquiera las crónicas del insomnio barajarán más cartas en este tapete mío, oscuro, negro, pero que tiene el deber de seguir en juego, no por nada, sencillamente porque no queda otro remedio.



Estampas amarillas III







Algo guardan las calles y avenidas debajo del asfalto: un rumor de tiempos olvidados que renuevan la memoria sobre los viejos raíles de mi infancia.

Tranvías.

Tranvías de madera, pintados en verde y amarillo, cruzando la ciudad como un lamento. Sus conductores, imperturbables capitanes de barco, rudos y silenciosos, me atemorizaban mientras buscaba en los billetes la suerte de un capicúa que nunca llegaba.

Tranvías.

Ruidosos, casi atronadores, incómodos, aunque aquellos anuncios móviles regalaran el placer y la suavidad del Palmolive o el grato cepillado de Profiden para una boca destartalada de cartón piedra.

Cientos de viajes cruzando la ciudad, fustigados por el frío del invierno y el calor sofocante del estío, al ritmo de una campana que resonaba como un proyectil entre los inocentes peatones.

Tranvías.

Todavía los veo por el Paseo de la Independencia, con su lengua perezosa, animándome a subir en su certero viaje hasta Las Delicias.




Del poemario inédito "Islas"




F

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog