Fernando Sarría

La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 23 de julio de 2017

A plena luz...




Ya se puede comprar el libro por internet...a qué esperáis???


http://lastura.es/?product=a-plena-luz-antologia-20082015

o pedirlo en alguna librería cercana adonde vivís...aunque tardará unos días en estar en ellas... http://lastura.es/?page_id=475

y en las librerías de Latinoamérica (Ozonum (Argentina), Tematika.com(Argentina), Boutique del libro (Argentina), Paidós (Argentina), Ghandi (México), Libros Unam (México), Librería del Ermitaño (México) y Librería de la U (Colombia)) creo que para septiembre.












Semana dedicada a Daniel Izquierdo en Crepusculario


















Qué simetría guarda un deseo con el de otro









Qué simetría guarda un deseo con el de otro
cuando la noche se hace de las manos del mundo
e incesante teje todas las conjugaciones de los verbos.
Qué surge en el quehacer animal que respira la savia,
el flujo de la lluvia, la danza que indomable nos habita,
mientras la boca arde ciega por las anillas golosas de las ingles,
y los labios buscan beber el sudor de las axilas
desarmando el escalofrío de los brazos.
Cuando se da esta unión un cuerpo se calcina con otro.
Nunca la sed tuvo más septiembres,
ni el hambre cruzó tantos estrechos,
sin aliento por los últimos días de verano,
los que ungen con el aceite y la miel
el vuelo de los pájaros,
cuando solo nos quedan los símbolos derramados de la verdad
en medio de un oscuro amanecer.




f.




Y era yo sombra entre las sombras










Y era yo sombra entre las sombras, la tarde era como un clarín de viento entre las hojas muertas. Era yo la noche, solo eso, noche cerrada y sin estrellas, luces de neón y farolas que dejan su ruido de reactancias viejas y su luz amarilla de polillas muertas. Era yo el amanecer, ese que se jacta con su golpe de verdad sobre los cuerpos dormidos, y dicta su sentencia, y su abrigo es la luz mortecina de un disparo, uno tras otro, como un crimen sin alma somos los caídos, y yo, de nuevo el muerto que anuncia el amanecer…Tú contabas las sombras, una a una, hasta encontrarme detrás de las que nunca supieron hacerte llorar, y ese laberinto de salmos, rosario de cruces y animas traen siempre un ángel a mis manos, y eres tú de nuevo, con tu pelo suelto, largo, oscuro, que dejas en mis manos cicatrices y en mi cuerpo tu boca, tus dientes, tus besos de sangre…rojas amapolas que resisten al tiempo y solo se disuelven en el primer atardecer de noviembre, cuando ya las horas son velas al viento, nubes preñadas de lluvia y yo, empapado de ti, un hombre de ceniza recordando mi infancia y mi juventud perdida…mientras tú sigues siendo un ángel con alas, la eternidad vigilando mis pasos vacilantes de bebedor impertérrito.




f.




No sé dónde adquirí esta distancia











No sé dónde adquirí esta distancia, este deshacerme como un husillo de hilo negro en medio de la oscuridad. No sé por qué entre mis dedos queda el azul y el rojo impregnándome de todo lo que la vida rechaza como mío mientras sigue siendo corriente de aire, nube, cerro, surco de agua, rayo de luz, quejido en el viento, un lamento tras otro que me murmura.
Algo tan cierto como mi silencio, porque estas palabras son silencio, el azabache que saco al hurgar adentro, ciertos amuletos que debo dejar en este muro para que rompan los hechizos, para que me perdone el alba.
Yo quisiera que la argucia de un verso se hiciera isla en medio del atardecer, un archipiélago de sirenas y faros que en su morse natural nos dieran calma, pero no puedo, solo escribo para que salga a borbotones mi sangre, que se cautericen las heridas, que al mirarme no vea los despojos y que algo de lo que siento tenga la semilla de un rosal leñoso de montaña, que deje sus flores rojas aromatizar la primavera.




f.




Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog