La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 7 de diciembre de 2009

He andado por la noche








He andado por la noche y exprimido el ácido sabor de las cosas. Casi todas las palabras sobraban aunque el precio de la bebida se oía sonoro y claro, contundente, en la sonrisa provocadora de las camareras, dejándote junto con la cuenta esa distancia perpleja que te da confianza para resbalar tu mirada sobre su cuerpo pero que te agradece no seas más pesado, que ella trabaja y tú disfrutas.
Cuando los amigos ebrios sonríen tienen el rictus perfecto de un desconocido, han naufragado al borde del alcohol y lo mejor es no escuchar su benéfica o dolorosa salutación, tanta emigración de su manera de ser puede crearles problemas cuando los vuelvas a mirar a la cara a la luz del sol…no sé, siempre es duro escuchar esas verdades del momento y pensar que a veces eres tú el que rompe el trato y acabas hablando de cosas que a nadie en realidad le importan…es mejor si bebes hacerlo solo, concentrado en la música alta o en acabar tranquilamente durmiendo en cualquier cama que no te conozcan.




Depositas tus labios en el vaso frío. Escuchas una música que se derrama por todo tu cuerpo. Sientes el alcohol invadiéndote. Piensas “demasiados gin-tonics”. Una chica te habla sobre algo que no puedes entender. Es morena con media melena, ¿la conoces? seguro ¿pero de qué? Tú sólo le miras el busto y los labios mientras asientes con la cabeza: sí a todo es una buena táctica.
¿Estás a punto de besarla?, noo!, te contienes, no puedes cruzar tan pronto un puente sin saber que hay más allá, sin embargo, surge lo imprevisto, un amigo ebrio se te abalanza, te abraza, te besa en la mejilla. Ufff!!, no era ese el beso que esperabas obtener esta noche.
Sonríes forzado, te lo quitas de encima y te vuelves hacia la chica, la empiezas a desear cada vez más,¿tal vez estás bebido?, sí, seguramente sí, ¿por eso debes de poner esa mirada de depredador de medio pelo?…pero la verdad que te encantaría besarla.
Le acaricias suavemente varias veces el brazo, te mira, te sonríe extrañamente complacida, le sonríes seductor..aggg!!, acerca sus labios a los tuyos y te da un beso suave, dulce, húmedo, vaya!!, ella ha tomado las riendas y en tu oído te deja su nombre silabeando lentamente cada letra, ¿cómo sabe que no te habías enterado antes?.
Para ti ese nombre es desconocido, pero haces gestos de reconocimiento, no puedes pensar bien, sólo te dejas llevar por el momento y tus manos se posan en sus caderas, tiembla un poco, pero se arrima más a ti, está más pegada, mucho, y de espaldas notas la dureza de su trasero embutido en esos jeans tan ajustados y blancos.
Le respiras en la nuca, le das pequeños besos en ella, se estremece y le dices sin más y bajito cuanto te gusta y que es hermosa, preciosa, deliciosa, como la deseas…Se da la vuelta y mirándote a los ojos esta vez te besa de verdad. Abre su boca, mete su lengua juguetona en la tuya mientras le acaricias su espalda y le tocas, ahora sí, ávidamente su trasero. Todo esto ha pasado sin casi darte cuenta.
Parece que la noche de sábado no va ser tan mala al fin y al cabo.





La foto es de M.Martínez Forega


10 comentarios:

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

VAYA NOCHE DE SÁBADO...

UN ABRAZO...

ybris dijo...

No es tan mala, ciertamente.
Ni aunque fuera un sueño nada más.

Abrazos.

irene dijo...

¡Vaya bicho!, al final no sé si fue una noche triste o alegre, pero a mí me ha divertido. Lo que más rabia me da de estos relatos es que no sé si son ciertos o, como dice alguien, fruto de tu imaginación, cotilla que es una.
Besicos, Fernando.

mos dijo...

Cuántas noches de sábado hay y habrá en nuestras vidas. Corazones solitarios en busca de compañía. El refugio pasajero del alcohol. Conversaciones banales en busca de una presa fácil. La seducción del momento y la resaca después. o tal vez no. Noches de sábado de muchos corazones que se consumen entre copas.
Gracias Fernando por pasarte por mi blog.
Encantado de volver por aquí, maestro.
Un abrazo de Mos desde la orilla.

Anónimo dijo...

Díme de qué presumes y te diré de qué careces.

Fernando dijo...

Anónimo...presumo?...vaya lees como quieres, me parece bien . suerte.

Bitácora del Gran Lobo Gris dijo...

En el camino del exceso hay islas como naufragios y sirenas y letras excelsas...

Tesa dijo...

Pero ¿fue buena, inolvidable,apasionada, romántica... la madrugada del sábado?

Lo peor es cuando te despiertas y te sientes todavía más solo que antes de empezar a "andar por la noche" y encima con resaca.

Me gusta mucho cómo lo cuentas, Fernando, es tan real...

¿Estás triste?

Besos,

Clara dijo...

Sábado:

Introducción-nudo-desenlance.Viaje de la memoria,besos que se bosquejan y después se trazan.
Prímero controlador y luego suelto.

Ya sabes que gustas de la dos maneras.
J' t'aime

carlota dijo...

Me tomaré uno de bombay con las gotas justas de limón, a ver qué tal. Jejeje.
Besicos

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog