La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 7 de diciembre de 2009

Lunes rojo






De ese lado caminas silencioso,
un manto de esquirlas de acero
convierte la soledad en un deceso.


Respondes al instante,
otro fugaz cometa
se hace en tu piel
un rincón habitable.


Hay una lluvia que apenas se percibe
en la mirada que se lleva la tarde.


¿Cuántas veces las palabras
no dicen exactamente cuánto se ama?



Hay en los días de fiesta un poso triste,
la algarabía del renuncio
trae entre sus voces
las promesas deshechas.


Esta vez he llegado tarde…
la sinceridad tiene un cuchillo
con las últimas gotas de mi sangre.




3 comentarios:

Dana Andrews dijo...

Muy rítmico y profundamente melancólico, casi desgarrado en su final. "Hay en los días de fiesta un poso triste", me encantó esta frase.

ybris dijo...

La sinceridad quizás sea sangrienta.
Pero es a veces la única salida.

Un abrazo.

Tesa dijo...

Es lo que tiene la sinceridad, nunca debe usarse desnuda y menos cerca del desamor y en un lunes rojo.

La sinceridad absoluta es un desatino. Tus versos son bellos y tristes.

Besos,

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog