La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

miércoles, 18 de enero de 2017

No dormíamos










No dormíamos.

Cogíamos las veredas del mar,

donde el océano labra sus promesas.

Viejas carreteras

llenas de arena donde desembarcar.

Árboles de sombra

que en la noche riñen con la luna.

¡Que gigantes eran las palabras

que llenaban su pecho!

El aguacero de la madrugada

nos traía lámparas amarillas

y escarcha de hielo en los labios.

Sonaba la sirena, los muelles desnudos

se sometían al pequeño vaivén del agua.

Echaba de menos la lluvia y sembraba de flores

el lecho de arena donde tiritábamos,

húmedos y solitarios,

con la única esperanza puesta en el otro.





f.




Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog