La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

miércoles, 15 de julio de 2009

RISAS DE COCODRILO




No te engañes.
El de la foto
tan sonriente
ya era infeliz
(tú lo sabes,
bien que lo sabes).

Contémplalo ahí detrás,
público o comparsa,
borroso
incluso en primer plano.

Sonríe
aunque esté muerto.

Si le pides
que se adelante
no da sombra.

Convéncete:
sólo la sombra
no da sombra.





CARLOS VITALE



F



7 comentarios:

Ego dijo...

Sonríe aunque esté muerto...
Buen trabajo el del embalsamador.
Un (b)eso sin ciudad

Fernando dijo...

Sólo la sombra no da sombra. Cuándo nos convenceremos de que es mejor vivir en la luz para por lo mnos crear nuestra sombra y la perciban quienes nos quieren, Un saludo afectoso.

Laura Gómez Recas dijo...

Es la infelicidad la que dinamita la vida y arrebata la sombra...

Es un poema enigmático, como las fotografías...

Un abrazo,
Laura

fgiucich dijo...

Los inevitables fantasmas que invaden nuestro mundo. Abrazos.

ybris dijo...

Fotos como sombras.
Personas como sombras.
Un poema homenaje a esas sombras.
Y, sin embargo, aunque quizás infeliz como sospechamos, prefirió la sonrisa para permanecer.
Y posó para quedarse.
Sin sombra.

Abrazos.

Doberka dijo...

Sólo entre la luz y la masa se distingue la sombra, aunque es este caso hablemos de otra clase de oscuridad. Me ha gustado, Carlos.

Mme Pompidou dijo...

:-(

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog