La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

martes, 9 de junio de 2009

Café París XV





Todas las mujeres saben de París
porque sus besos se dejan parte de ellas en el viaje.
Solitarios puentes de miradas antiguas,
días de recorrido lento y huellas profundas,
los silencios hablan de los pasos perdidos
y su voz vuelve a perdurar
como una nueva estatua
mirando desde una atalaya al río.

Todas las mujeres que me han besado en París
tienen todavía su puente,
su estatua, su mirada, su río.






Foto de Rosalía Calvo


5 comentarios:

Dana Andrews dijo...

Una vez más los besos y Paris. Una vez más, maravilloso... por ejemplo, para recopilarlos en un precioso libro.

Alejandro Lérida dijo...

Hermoso y sugerente poema, Fernando. Y sí, es cierto: "Todas las mujeres saben de París..." Y París nunca se acaba. Un saludo, poeta.

Ego dijo...

Tú sigue provocando con París...

Cada vez que paso por tu virtual casa me siento idiota por no conocer la ciudad.

Un (b)eso con poco carmín

ribelma dijo...

París puede estar en cualquier lugar que tú eligas y ella...Los besos son los mismos y el paisaje puede inundarte cómo la obra de arte más hermosa...aunque, siempre nos quedará Paris. Bicos desde el norte..
http://xeografiaconesquinas.blogspot.com/

irene dijo...

París, París..., en Moscú, me acordé de París, y un poquito es tu culpa, la devoción que tienes a esta ciudad es contagiosa, aparte de su embrujo y su calidez.
Un beso.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog