La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

miércoles, 4 de enero de 2017

Ya no me urge derrocar al invierno







Ya no me urge derrocar al invierno,
este invierno que se hace dueño del tiempo
y revolotea como los grajos con sus alas negras
buscando donde imponer su silencio.
Hay luna nueva sobre el mundo
y la noche solo nos deja la luz
que da el blanco de la nieve y el crepitar de los astros,
ahora, que no podemos más que sentir
el intenso deshacer de las palabras,
y ser como los paisajes nevados,
un quebradizo y húmedo lugar
donde las huellas guardan los nombres.
En esta parte del Hemisferio dura mucho el invierno,
él se come fogoso los pliegues del otoño
y augura en los idus de marzo maldades venideras.
No puedo derretir la nieve,
ni siquiera mirar a nadie a los ojos
con el valor de los incendios.
Ya no hay, después de todo, mayor urgencia
que mantener a flote una o dos simples verdades,
y esas, como tantas cosas de la vida,
van fluctuando según la temporada.




f.



Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog