La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

martes, 13 de diciembre de 2016

Se abrió el caudal escarlata del anochecer






Se abrió el caudal escarlata del anochecer.
Que larga era la tarde cuando se posaba en el verano.
Traía esa harina oscura que enmarca el asombro,
un bullir de peces en la caliente orilla de una playa celeste.
Nuestros cuerpos se daban certeras caricias
que enarbolaban banderas de entrega,
suave condena la de amarnos cuando nadie nos esperaba.
Aquella lluvia de astros, el reflejo marino del universo,
el silencio roto por el abismo de una luna nueva,
tú y yo solos, sin palabras, cuando el tiempo
se hacía todavía del flujo del agua y de la arena.



f.







Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog