La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 16 de enero de 2012

Un ángel dormido
















Un ángel dormido abrigaba entre sus manos el miedo.
Te oí respirar tan cerca de mí que en sueños me estremecías.
Sobre el río se difuminaba el viaje nocturno de la luna,
la estela se derrumbaba certera
como losas de piedra entre las aguas.
Te oía respirar, es indefinible la sensación que me abarcaba.
Sin remedio, la cama se hundía bajo un montículo de arena
cercada por el océano.
Abracé el lado de tu cuerpo que a centímetros de mí sostenía la luz.
Tu vientre guardaba todavía el color oscuro de mi deseo,
rozando sin prisas la diáfana verdad mis dedos temblaban.
Nunca he sido más valiente ante la soledad.









Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog