La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 5 de junio de 2011

No soy quizás el que esperabas








No soy quizás el que esperabas.
Nunca lo fui.
Tampoco tuve nada que ofrecerte
que no vieras ya en el misterio de mis manos
o que no sintiera tu cuerpo
el lejano día en que en la noche nos reconocimos.
Te gusta que vuelva a cantarte al oído, muy bajo,
casi en un susurro, las viejas baladas de entonces.
Sigues siendo hermosa
y me gusta mucho hacer desbordarse tu risa.
Cuando me muerdes los dedos y tu lengua juguetea entre ellos,
me miras todavía con la humedad de lo irrenunciable,
y traes de nuevo desde tan lejos,
como un relámpago hasta mi piel,
un dulce y olvidado escalofrío.








4 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

ojalá esa llama no se extinguera con la rutina y el tiempo cruel
hermosos versos Fer

un besitos y feliz inicio de semana

Lamia dijo...

Nunca somos lo que esperan....

fgiucich dijo...

Un catálogo lleno de hondo placer. Abrazos.

irene dijo...

La mayoría de las veces se espera una utopía, pero es más hermoso encontrar algunas realidades.
Besos, poeta.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog