La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

sábado, 26 de febrero de 2011

Metido en la bañera y fumando






Metido en la bañera y fumando
mientras escucho lejanas las notas de jazz
tras las que Miles Davis me empuja hacia el cadalso,
todavía en el mediodía de septiembre,
hay una pausada voz que me habla de ti.
Quisiera tenerte aquí cuando salga del agua
y que tus manos pequeñas me frotaran la espalda
como entonces hacías
a la vez que enumerabas y disertabas
del peligroso tamaño de las verrugas que poseo.
Hay diminutas cosas en la vida
que tienen suficiente peso específico
y que ni Miles ni yo,
por mucho empeño que sigamos poniendo,
nunca podremos cambiar.








2 comentarios:

Índigo dijo...

En poco tiempo, tendré esas mentiras entre mis manos. Y sé que las disfrutaré, y las disfrutarán, como si fueran las mejores verdades. Un abrazo.

elisa...lichazul dijo...

excelente texto , me ha gustado mucho, mentiras que se trocan a verdades cómplices

buen domingo

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog