La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 1 de julio de 2010

Vino un ángel





Vino un ángel.
Todavía las mieses se resistían en el amanecer.
Los pájaros se hicieron dueños del viento.
Alúmbrame en esta hora de fuego,
el ansia tiene un nombre,
el color azulado de lo lejano,
la palabra húmeda que deja el reposo.
La vida diminuta seguía en los invertebrados,
él, desde lo alto,
siguió el juego pretérito de los planetas
y en el puente dejó una huella,
la sombra de su vuelo entre los arcos.


8 comentarios:

Inés dijo...

Querido Fernando
me gusta mucho el poema tiene mucha expresividad y ritmo
vino un Angel lleno de poesía y amor
un beso y un abrazo

Priscila Lima dijo...

anjos tem uma sutileza nos gestos assim as suas palavras!
Abraço.
Deixo aqui um convite para visitar as conchinhas...
Parabens pelo seu blog!
Abraço
Priscila Lima.

Noray dijo...

Ángeles así no vienen y se van, siempre permanecen.



Un abrazo.

MaLena Ezcurra dijo...

Un ángel que susurra poesía.


Bellísimo!


Te abrazo mucho.


M.

ybris dijo...

Bienvenidos tales ángeles.
Nunca se nos pase desapercibido un vuelo así:
con huellas en los puentes y sombras entre los arcos.

Abrazos.

Princesa.triste.115 dijo...

Descubrí este blog lleno de hermosas palabras y me quedo, siempre con tu permiso.

Todos tenemos un angel que nos cuida y está cerca.

Besos

amor y libertad dijo...

benditas ángelas que nos llenan de vida, compañero

Maria Varu dijo...

pasó un ángel

dejando la huella de su transitar
en un vuelo... vestigio de luz

el instante en el dulce rastro de lo invisible
la mirada en un visible despertar


angélico poema Fernando... besos

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog