La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

martes, 9 de marzo de 2010

Recuerdo





Cuando ya no nos queda nada
el vacío de no quedar
podría ser al cabo inútil y perfecto.

J. Á. Valente




Recuerdo esta estancia de mi cuerpo,
la hondura sin lumbre,
el templo, su silencio,
una argolla dormida entre las manos,
la urgencia en las luces de la tarde,
las nubes fuera, oscuras, esperándome.





7 comentarios:

-Pato- dijo...

"Cuando ya no nos queda nada
el vacío de no quedar
podría ser al cabo inútil y perfecto"

Y a dónde van a parar los recuerdos?
En qué vacío se quedan escondidos?

Besos.

fgiucich dijo...

Aquellos tiempos pasados que construyen en nuestro recuerdo un cielo sin límites.

laMima dijo...

Y este aire inmisericorde, empeñado en terminar de llevarse todo....hasta los recuerdos

Marcos Callau dijo...

Es precioso y tenebroso. Me ha encantado.

albalpha dijo...

Y tener que salir a ellas. La foto perfecta. Besos

Alba

ybris dijo...

Recuerdos amables o tristes.
No sé qué haríamos sin ellos.

Abrazos.

Laura Gómez Recas dijo...

Todo el vacío de Valente condensado sobre esa silla frente a la ventana.
Y en la puerta de este autorretrato, tu poema.

Un beso.
Laura

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog