La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 17 de enero de 2010

Estoy...









Estar, estoy, me reconozco en el espejo con mis ojos pequeños y mi barba de muchos años, con mi nariz rota de no sé que momento de mi infancia…incluso me miro con esa ternura imposible en que uno se da cobijo a si mismo…sin embargo en el humo arde parte de mí, ese esbozo de primavera rota o esas ansias de desembalar mi corazón y mi piel, pasar un rastrillo punzante y en barbecho tras estas lluvias dejar que vuelva a crecer la hiedra, la madreselva, las rosas, los pequeños árboles frutales, las zarzas y las malas hierbas porque todas poseen un momento de mi vida y todas sus semillas siguen respirando de mi sangre.




10 comentarios:

fgiucich dijo...

La conciencia frente al espejo. Una excelente reflexión. Abrazos.

Laura Gómez Recas dijo...

Estamos hechos de jardines y malezas.

Jesús Arroyo dijo...

Esto es una muestra... ¡te conoces!

Maria Varu dijo...

estar, estamos, nos reconocemos ¡tantas veces nos hemos mirado! buscando sin saber… y seguimos ahí recorriendo mental y velozmente los trayectos andados, hurgando esos rincones donde nos detuvimos o donde no prestamos demasiada atención… y por momentos vemos que la rueda vuelve una y otra vez, nos redescubrimos en las mismas cosas, nos reencontramos en lo insulso o en lo lejano y nos damos cuenta que en todo ese recorrido esparcimos nuestras semillas y de todas esas tierras formamos parte… por eso estamos y por eso somos

besos

Sara dijo...

Pues yo estoy, pero veces me cuesta reconocerme.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Nada hay en la vida mejor q conocernos nosotros mismos y saber exactamente nuestras debilidades y fortalezas...

Un beso :)

Anónimo dijo...

¡¡qué bonito!! ¡¡¡qué hermosura de palabras encontradas para describir esa sensación en la pérdida!!!.
Me ha encantado. Un beso enorme. Un abrazo inmenso Fernando.
Carmen Vesania.

Lamia dijo...

Nosotros encantados de que sigas estando.

irene dijo...

Cierro los ojos y yo te veo también con ternura, y me parece vislumbrar los brotes de todas esas flores y ¿por qué no? de alguna mala hierba, afortunadamente somos humanos.
Hace poco comentaba a mis compis, ya estamos a 18 de enero, antes de que nos demos cuenta está aquí, de nuevo, la primavera.
Besos, Fernando.

Tesa dijo...

Sencillamente, genial! Me ha emocionado ese rastrillo preparando surcos para nuevas primaveras.

Un beso,

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog