La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 1 de octubre de 2009

Despierto







Despierto.
Sólo puedo ser de la noche
y de ese esfuerzo de oír el sonido del tiempo.
Ahora el reloj guarda unos pasajes para mí,
en esas sombras
las voces del día se hacen perceptibles
y toco el instante,
la fugaz pausa entre los dos.

Hay palabras que todavía no se han dormido,
traen desde la lejanía
los bolsillos repletos de significados…
tantos miedos ocultos,
tantos silencios rotos.

Abrígame en la soledad.
Sé de todas las cosas pequeñas
y de todo lo que nunca tuve.
No hay borrachos cantando en la calle
pero un ruido constante,
parecido a las mareas,
y un olor a turba
asciende hasta mi ventana
siendo una desnuda llamada de peligro.




F



8 comentarios:

Anónimo dijo...

las panteras no temen en la noche.
Un beso.
Penélope.

Laura Gómez Recas dijo...

Desánimo en la soledad reencontrada.

Ese olor a turba... ¡turbador! Precioso ese final.

Besos.
Laura

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Sumar los miedos y los silencios, rotos o no... Son tantas veces fuente de poema que mojados quedan nuestros rostros al pasar por ellos.

© Reina dijo...

Hay aún muchas palabras despiertas y otras muchas que esperan, en su duermevela, dispuestas a salir a borbotones.

Un beso. :) Reina

Lamia dijo...

Estoy totalmente convencida de que las palabras no duermen jamás...

Victoria Salgado dijo...

Sólo puedo ser de la noche...esa dulce espera o la lejanía de las estrellas

Mamen* dijo...

El río y su llamada.
Me gustó muchísimo.

Abrazos

MIZPAH dijo...

Qué bonito....
Besos.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog