La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 31 de mayo de 2009

La sinfonola







Vilas dibujaba un día una panoplia de dioses del rock en su caja metálica de viaje, veinte años decía entonces y que ahora serán más, en que le han seguido como seudónimos de si mismo cuando los tarareaba y eran sombras frescas en su mente de noches largas de cervezas o cubatas y otras tardes, como de domingo, en que sólo ellos sabían arramblar con el silencio que cruje en lo más intimo. Para ser sincero, en mi odeón no están los mismos, soy menos rockero de chupa negra, y me han dado su mano una pléyade diferente a los suyos, pero cercana claro está en el tiempo, y que siguen rumiando en mi cerebro desde mi infancia como una gran sinfonola en la que sus siluetas y canciones se dejan sentir entre los recuerdos como si cada acto mío tuviera que tener su propia sintonía.







F


4 comentarios:

irene dijo...

Ya casi no se ven estos aparatejos, ni siquiera sabía, o recordaba, que se llamaba sinfonola, cómo cambian los tiempos, mucho y muy deprisa, recuerdos, recuerdos, recuerdos...
Un poquito rockero sí que eres, vengo de la música de tu vida, aunque seas un rockero algo más suave.
Buenas noches.

Laura Gómez Recas dijo...

Sí, hay momentos que están marcados por la música. O música que hemos impregnado de momentos. La música es como el olor: nos trae sensaciones antiguas que, a veces, creíamos perdidas.

Un beso.
Laura

Dana Andrews dijo...

Complejamente bello. "panoplia de dioses del rock" (maravilloso)... y ese par de frases largas que cuentan un breve sentimiento. Muy bonito.

Ego dijo...

Es que es así. Cada acto ha de tener su sintonía. Y cada vida, su banda sonora.

Siempre habrá alguna pléyade por ahí.

(Las pastillas se llaman Vandral y Orfidal)

Un (b)eso

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog