La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 31 de mayo de 2009

Café París XII







Los ojos de los libreros del Sena
dejan ver la mirada del que sabe.
Nómadas del tiempo
se aferran como las salamandras
a las piedras de los puentes,
y en sus libros,
sus fotografías sepia y antiguas
y todo lo que pueden vender
hay un vestigio en blanco y negro
de lo reconocible y nuestro.



F


6 comentarios:

irene dijo...

Pasaba por aquí...
Por mucho que avancen los tiempos, no hay nada como un libro impreso, y más aún si está lleno de poesía y amor.
Muy fructífero tu viaje a París.
Buenas noches.

Lucía dijo...

Se puede pasar uno horas extasiado en esos puestos que hay a orillas del Sena. Es sin duda lo mejor de París.
Un abrazo.

Selma dijo...

Les bouquinistes..Rive droite, Rive gauche..
Con avatares, pero presentes desde el Siglo XVI...Hasta ahora...
Disfruté paseando, buscando,leyendo, comprando ...
Y vuelvo a recordarlo en tu compañia, Fernando...

Un beso.

Doberka dijo...

Me parecen preciosos tus paisajes literarios sobre París, Fernando. Sólo conzco de la ciudad(no todo, claro)lo escrito y fotografíado de ella y, sin embargo, puedo percibir ese cierto aire de nostalgia del regreso.

Besos

irene dijo...

Nada, que se perdió la sinfonola, me voy con la música a otra parte, a la e tu vida, por ejemplo.
Besos.

Laura Gómez Recas dijo...

¡Qué bien has captado la atmósfera que describes! Cuando lo he leído he pensado: Fernando tuvo en ese lugar preciso lugar del mundo la misma percepción que yo. Es curioso y mágico, es genial.

Besos.
Laura

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog