La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 13 de marzo de 2009

Un faro






Un faro encendido sigue desnudando la ternura del mar.







Del libro "El Alhaquín"



F


9 comentarios:

Maria Varu dijo...

... la ternura puede ser tan ilimitada como el mar
y el faro iluminar la estela de lo ilimitado.

Besos

Anónimo dijo...

Los faros iluminan a todos, pero no hay que engañarse, las señales emitidas son para unos cuantos afortunados, otros tienen que conformarse con saber de su brillo, del lejano reflejo de su luz

Anónimo dijo...

Yo soy la primera imbécil que me ciego, no pretendo con esto enseñar a nadie

Laura Gómez Recas dijo...

La ternura del mar. Quizás el faro sea también guía para las olas, ingenuas en su deriva.
Laura

Cecy dijo...

Un faro encendido y el mar invita al amor.

Besos.

albalpha dijo...

¡Vaya que sí! Sigue iluminando.

Besos

irene dijo...

Iba a decir, precioso poema para finalizar un libro, pero no es este, El Alhaquín finaliza con ese tren que no sabemos si viene o va, aunque pensándolo bien, un poemario no tiene principio ni fin.
Besos.

esperanza dijo...

Yo tenía idea que era el faro el que estaba desnudo frente al mar ????

Olga B. dijo...

Un poco tarde veo el faro.
Me gusta mirar esa luz.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog