La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 19 de febrero de 2009

Puedes cantar en mi y ser la hiriente sombra







Puedes cantar en mi y ser la hiriente sombra, la sirena, donde la noche se resiente como en un largo tañido del bronce de campanas. Ser de nuevo el viento, su paso, yo la bandera aferrada a tus besos en el abrazo partido en dos de tu regazo, y ahora dormido, saciado en tu piel de todos los lamentos, me dejo arrastrar por la nostalgia, la marina, la nuestra, la que acosa el tiempo, la del gota a gota de urdimbres en el agua, cuando veo en ti el océano y su horizonte sigue siendo el temblor de tu boca y los continentes, lejanos, se pierden en cada uno de los cristales que saludan al amanecer.





F




7 comentarios:

Yeli dijo...

Me basta ser la constante corriente
y danzante fresca brisa,
latido hecho pensamiento
y versos que mi alma improvisa...
Un abrazo
Yeli

ybris dijo...

Conozco esa nostalgia marina.
Ese suave dolor que una vez no era posible y luego hirió con su presencia.
Por eso me gusta evocarla y percibirla.

Un abrazo

estels dijo...

Ver cada mañana como amanece a orillas de mi mar, este plácido Mediterraneo nuestro...quieto, nada violento...

Es un privilegio!

thoti dijo...

.. me gusto lo de la marina.. la vuestra..

.. buen fin de semana.. un abrazo..

Laura Gómez Recas dijo...

¿Puede ser una invitación? Simplemente eso... Las claves se convierten en personales para quien lee. Es una metáfora preciosa y ricamente elaborada.
Me ha gustado mucho.
. Intentaré mandarte este fin de semana algo.
Un abrazo
Laura

Doberka dijo...

Una preciosidad Fernando.

Besos

hawwah dijo...

tu voz es inconfundible...eres único, F...

:)

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog