La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

martes, 7 de marzo de 2017

Poema XLV (último)



Epílogo



He mirado la palma de mi mano.

En silencio he interpretado parte de sus signos.

Nadie puede estar seguro

que designios de futuro hay escrito en ella.

Sé, por mi memoria, lo que ha dejado ya el tiempo.

En la geografía de la palma de mi mano

pueden seguir anudándose ríos y mares,

más desdichas y fracasos que alegrías,

porque la vida no suele ser un acto contemplativo

y cada instante te depara

un poco más de duda e incertidumbre.

Quede constancia,

de que en mi mano,

hay todavía varias regiones

inexploradas por mi…

Tal vez, otro día, empiece a contaros algo.



f.



Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog