La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 12 de febrero de 2017

Regreso de lejos











Regreso de lejos
como las nubes que traen las borrascas del invierno.
Me hago cruces cuando entro y desaparezco
lentamente en los centros comerciales
bajo las luces y los letreros de las ofertas
que veo en las marquesinas de las grandes multinacionales.

A veces, estos pasos míos se condenan
y van deshaciendo las viejas sumas,
mis huellas dejan una senda de lo perdido,
como un racimo de lunas rotas,
un mar interior que grita,
salmos de luz que enmudecen en mi boca
y solo murmuran por los tiempos pasados.

No puedo rezar, es cierto,
aunque tenga aprehendido a golpes todo el catecismo en mi espalda,
una vara fina de avellano marcada como un afluente del miedo,
o en mis rodillas, con los brazos en cruz,
repitiendo decenas de veces
los diez mandamientos o el sagrado padrenuestro.

Sé que la urgencia de estos días de lluvia
solo me hacen murmurar por calles de silencio,
y que detrás de los verbos, los que yo uso,
hay siempre un instante de contemplación.

Puedo hablar de aquello que duele,
la quera que tiene su noche reservada para mí,
pero es mejor mirar las rebajas, las mejores ofertas,
lo que nos adoctrina simplemente sobre la felicidad.





f.



Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog