La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 17 de febrero de 2017

Poema XL




Tenía Venecia demasiadas palabras guardadas en sus calles para mí.

Un antiguo libro de signos y de piedra donde reencontrarme.

Paseé bajo la lluvia cobijándome en los viejos soportales.

De vez en cuando un catafalco negro

cruzaba bajo mis pies por un silencioso canal

levantando onduladas y pausadas olas.

Lejano, sonaba un violín y una voz daba el eco de un aria.

Nada más tenía esa tarde de otoño,

anocheciendo sobre este mausoleo,

excepto la sombra melancólica de lo irremediable.



f.









Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog