La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

martes, 14 de febrero de 2017

Miro mis manos










Miro mis manos, el tiempo pasa tan deprisa que casi me siento irme y sé que nada tengo que perder cuando soy un diluido silencio desbordado por las luces amarillas de las farolas.
Sentado en un banco, debajo de un árbol desnudo todavía por el invierno, un perro asesino me muerde...¡qué templada es la sangre que mana!, roja como el último rayo que el sol deja al abandonarnos un día y otro día...me reboso y dormito en el frío...casi muerto...desangrado...cuando nada tengo que perder.



f.




Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog