La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 13 de enero de 2017

Solo tengo un sueño de niño







Solo tengo un sueño de niño por el que viajan los convoyes de la noche.

Los viejos y oscuros mercancías con su sonido metálico de lluvia.


Poseer del amor lo triste,

esa cadencia de verbos que deja el alba

como un cuchillo ardiente que corta las palabras y los labios.


Beber despacio el adviento.

Sentir el arado sobre la tierra derramada

en la que siembro luces y sombras,

y quejarme por el dolor de los huesos magullados en la noche.


Escucho el mar, las olas, la marea alta,

mi voraz senda de bosques y atalayas,

la luz de ángaro que deja en lo sombrío su propio morse,

su mano tendida entre las aguas y la lejanía.


Después amanece y es hora de silencio

cuando vuelan los pájaros sobre los cipreses

y sin saber por qué las huellas del invierno

son las últimas estelas que deshacen las nubes.


Nevará este día triste.


f.



Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog