La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 11 de abril de 2016

Poema XXVII de Mad Monk




Poema XXVII


Nica tenía vivos todos los recuerdos

desde aquel lejano año que lo conoció en París

y quedó deslumbrada

por la manera de crear la música de aquel hombre.

Fue la sombra y la luz.

Lo admiraba, aunque odiaba

esa forma hostil de gritar en silencio al mundo.

Amiga, confidente, amante,

ningún papel tuvo en tanto empeño en su vida

como proteger al genio de si mismo.




Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog