La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 13 de marzo de 2016

Poema XIX de Mad Monk



Poema XIX


Ya no le apetecía jugar al tenis,

ni comer espaguetis con albóndigas,

¿qué era todo ese pasado de blues,

de noches de clubs y amaneceres lluviosos?

Ahora se veía inmerso en un gran bosque,

una isla de árboles,

solo, él su único habitante,

con árboles de hoja caduca,

paseando en pleno invierno.

Dueño de un mundo donde nada se esperaba.





Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog