La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

miércoles, 4 de julio de 2012

Una reflexión...



El paso al libro electrónico o a visualizar por otros medios que no sea el papel una novela o un poemario parece que se ha ralentizado a diferencia de lo que ha pasado con la venta de la música que en pocos años ha dado un avance espectacular.

Es verdad que ya existen muchos sitios donde puedes leer libros y comprarlos a precios muy económicos, otros siguen intentando que este proceso no avance, pretenden en realidad que sientas que la diferencia entre el libro de papel y el digital es escasa económicamente con respecto a lo que te dan o intentan que te sea incomodo el acceso temiendo que seas un posible ladrón de derechos o solo quieren venderte su aparatito de lectura.

Salvando al escritor, que muchas veces no tiene en el libro de papel nada que decir, en el mundo de la edición hay una gran crisis que hace que muchos pequeños editores abandonen la edición de libros por el alto costo de mantener una empresa que casi siempre es más una labor altruista que un negocio de verdad. Los grandes editores parecen ser solo imprentas que quieren devorar papel más que verdaderos editores ya que para subsistir pertenecen a grandes grupos empresariales donde el beneficio sí que es lo más importante. Luego aparece el distribuidor, a veces otra parte negativa del negocio, la librería y en ese escaparate el lector.

Creo que todo el problema para el lector sigue siendo que el fetiche “libro de papel” lleva con nosotros sin evolucionar cinco siglos, a diferencia de la música, que después de perder la venta del vinilo (su fetiche) por las cintas y los cd nos ha sido más fácil mentalmente a todos entrar en otra forma y manera de comprar y escuchar música, recuperando, por cierto, los conciertos en vivo donde se ven a los verdaderos músicos.

El tiempo no se puede detener y va a poner a cada uno en su sitio. La venta de libros se tendrá que adaptar a los nuevos tiempos y a las nuevas demandas de los lectores...habrá más lectores pero estos exigirán formatos digitales y a precios muy competitivos y eso se podrá conseguir porque se llegará más lejos y más barato y al instante, solo en nuestro idioma somos 400 millones de posibles lectores..

Seguirán las librerías??...por supuesto, aunque creo que ellas también deberán adaptarse ya que el libro de papel no va a desaparecer nunca pero deberán ofrecer cosas que ahora mismo se empiezan a intuir y que seguro que surgen cada día y no solo el libro de toda la vida.


f.


ya funciona Literatúrame





2 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Estoy de acuerdo

laura dijo...

aun estoy caminando esa transición, si el papel o si la virtualidad. Y estoy de acuerdo contigo, nos dirigimos a lo segundo, será más lento o más rápido el proceso pero no tengo dudas que hacia allí vamos.
Por lo pronto me doy una vuelta por Literatúrame a ver de qué se trata y de paso te agradezco la deferencia del mail a mi casilla con la invitación, nuestra "relación", estimado Fernando, sí o sí seguirá siendo virtual ya que existe un océano de separación que nos dificulta un poco las cosas. Un placer siempre pasar por tu espacio. La serie Venecia no tiene desperdicio

un abrazo

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog