La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 15 de marzo de 2012

Nada tiene una tarde










Nada tiene una tarde cuando se abandona una mirada al paso intrascendente de una nube, o al mirar sin ver dentro de un río, cuando el agua, sin reposo pero en silencio, atraviesa los ojos de piedra de un puente.
Nada deja un pájaro cuando cruza ante tus ojos y un árbol da esa senda de sombra que te acoge, sin transcendencia, como un tributo noble y magnánimo de un rey a su vasallo.
Puedo escribir sobre estas cosas simples y hablar contigo mientras tanto, sentado en un banco de madera, viendo como el sol va dejando crecer un orden diferente, cuando la luz empieza a declinar, y los dos sabemos que vamos a recobrar con la noche la monótona secuencia de la oscuridad.







Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog