La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 17 de octubre de 2011

Hay ángaros dormidos en las brasas del amanecer








¿Qué ojos ven la noche? ¿Qué ojos son la noche?

Pere Gimferrer


Hay ángaros dormidos en las brasas del amanecer.
La pureza de la voz se ha formado del humo
y cruza deshecha la labor victoriosa de los pájaros.
Nunca tuve un sueño más cercano a la carne
y habité una estancia tan ardiente en mitad de la oscuridad.
Hubo un aroma que en tu boca rehizo mi deseo,
sentí tus dedos caminando despacio,
simples y precisos, por la longitud de mi horizonte.
Mírame ahora bien, desnudo ante tu cuerpo,
solo soy la fiel herida que eligió tu mirada,
una noche larga y sin palabras entregada a ti
y un amanecer que supiste envolver como un sudario
para que fuera de nuevo reo de tu silencio.





1 comentario:

elisa...lichazul dijo...

sin palabras, puro sentimiento
Precioso!!

Felicitaciones

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog