La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 15 de abril de 2011

Mañana día 16 poesía para perdidos





El próximo día 16 a las 22hoo una nueva sesión de Poesía para perdidos en La campana de los perdidos c/ Prudencio nº 7 Zaragoza.








ENRIQUE CEBRIÁN ZAZURCA (Zaragoza, 1978)


Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Zaragoza.

Accésit en el Concurso de Literatura Joven del Gobierno de Aragón 2006 con el poemario Amor y otros desórdenes (publicado en el volumen Literatura Joven 2006, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2006).

Primer Premio en el Concurso de Literatura Joven del Gobierno de Aragón 2008 con el libro de prosas Espuma en los zapatos (publicado en el volumen Literatura Joven 2008, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2008).

Accésit en el Concurso de Literatura Joven del Gobierno de Aragón 2008 con el poemario Recaída (publicado en el volumen Literatura Joven 2008, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2008).

Autor del poemario Tercera convocatoria (Editorial Eclipsados, Zaragoza, de próxima aparición).

Artículos de opinión, creación y crítica literaria en las Revistas Eclipse, Riff Raff y Aragón en Portada (con la sección “Recado de escribir”), en el suplemento cultural “Artes & Letras” de Heraldo de Aragón y en el periódico digital Diario Aragonés.

Miembro del Consejo Editorial de la Editorial Comuniter, para sus colecciones “Voces de Margot” (prosa) y “Resurrección” (poesía).




POEMAS:



TODAS AQUELLAS COSAS



La ropa que te pones

para quedarte en casa, con esos

calcetines, tu piel desmaquillada.

Esas gafas

que no usas en la calle,

tu pelo despeinado como un país

sin leyes ni gobierno

ni nombre.

Restos de pasta de dientes

que han quedado en el lavabo.



Todas aquellas cosas que no cuentan

los poemas de amor.


------------------------


OCTUBRE



Leyendo un poema de Juan Antonio González-Iglesias

comprendí muchas cosas de repente.

Un poema mucho más bello que éste

(y sólo aún conozco sus tres primeros versos).

En él cuenta el poeta

que octubre es, para los japoneses, el único mes

en que, como descanso, no celebran a dioses.

No hay ninguna presencia

luciendo en esos días su testa coronada.

Los hombres solos. Sólo los hombres

sin ruego y sin excusa.

Leyendo ese poema, comprendí tantas cosas de repente…

Supe en ese momento por qué los dos llegamos

a esta tierra desnuda en ese mes del año.

Entendí aquellas tardes, alegres y absolutos,

sobre las ruinas ásperas besándonos protagoristas

de la historia, de nuestro absurdo paso por el mundo.

La dulce iconoclasia.

Comprendí nuestros cuerpos unidos en la noche

como una afirmación de nuestra estirpe

y también –¿por qué no decirlo?–

como un signo de interrogación entre las sábanas

lanzado hacia la nada o a nosotros

o al cielo luz de octubre azul y limpio.


---------------------------


SICILIA



A Elena, que me contó cosas de la isla antes de visitarla yo, y me hablaba de cuando Sicilia era aragonesa



Este sol de miles de años, las colinas abrasadas de esta Sicilia que hoy visito, un calor sagrado de humedad antigua subiendo del asfalto de las mal asfaltadas carreteras de esta isla –mientras conduzco y tú estás a mi lado– me recuerdan al viejo Salina camino de su recreo en Donnafugata. Últimas pompas ofrecidas, esforzadas complacencias para un príncipe de un tiempo que marchita.

En la radio escuchamos los compactos que trajiste de España y éste que hemos comprado esta mañana al abandonar Palermo; es de canciones populares sicilianas. Folclore autóctono para turistas despistados. Acabará estallando este coche alquilado como sigas girando la rueda del aire acondicionado. Acabaremos cogiendo una pulmonía. En agosto y con las brisas insólitas que llegan de África tan cercana.

Acabarán estallando los caballos exhaustos de este carruaje de Salina. Tendrías que cambiar para que pudiéramos seguir tan felices como siempre, me dices. Hemos programado este viaje porque creemos ingenuos que abandonar un país es rectificar un mundo.

No vayamos al interior de la isla, es una hoguera. Cambia de dirección y marchemos a las playas aristocráticas de Taormina.

Hoy encuentro esta vieja foto y te veo surgir de las aguas del Jónico –como un Etna de espuma– con la piel estallada de una diosa de sal.






*********************************
















BIOGRAFÍA

Nació en Alcañiz en 1972.

Ha publicado Adiós a la deshabitada conciencia (Zaragoza, 2002), El único lugar (Zaragoza, 2006), Rutina, el diario (Madrid, 2008) y La ceniza de los mapas (Palencia, 2008).
Ajeno a movimientos poéticos, escribe para ser libre, huir y domesticar algunos miedos.




POEMAS



De mi padre

heredé

un lapicero

para escribir los años.




De mi madre

las palabras

que me leerán

la vida entera.





-----------------------




“Él bebía habitualmente.

Los vecinos escucharon gritos sobre las 11 de la noche. Al llegar la policía…”



noche




Llega la noche

con manos de taxidermista.




Mi nombre crece en su ajuar de sombras

– como zarza entre los labios – ,

mientras la ira pule las esquinas de mi cuerpo

con la palabra culpa.




Sé que para huir

tengo que perder de vista

mi propia ceguera,

pero ahora es tarde para abrir los ojos

y entenderlo.




En los brazos del miedo

el perdón cicatriza las palabras.





--------------------












Las garras de la inocencia







Me ocurre en bibliotecas,



en museos y en algunas galerías de arte



donde el mar es un agujero azul con motas verdes



y las olas



un arco iris pintado en telas blancas.




También cuando te miro a los ojos



y sabes de sobra qué te voy a decir,



o cuando preguntas por mis mentiras



y solamente sé decirte la verdad.




Entonces ocurre,



ocurre que la inocencia me sabe de memoria



y me limita en sus garras



hasta hacerme sentir el único culpable.



=============================


Música: NICO CASINELLI





Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog