La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 11 de marzo de 2011

Durmió la tierra en el invierno






Durmió la tierra en el invierno.
Callaron los pájaros.
Mientras, las cimas de la noche tuvieron tus ojos:
oscuros, desleales,
ya sabían del ardiente fulgor de la mañana.
Tu boca pronunció el adiós.
Vino la marea baja
y como tantas veces
la calima en que se quedan los cuerpos,
náufragos y habitados todavía
por la avara consciencia de lo suyo.





F






4 comentarios:

Índigo dijo...

Aún recuerdo esa calima habitada de otros tiempos.

Oso dijo...

Muy bueno lo que haces. A favoritos.

MiLaGroS dijo...

Eres fantástico poeta. Abrazos.

Fran dijo...

Como siempre un placer leerte, Fernando!

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog