La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 27 de marzo de 2011

Con una toalla envolviéndote el cuerpo







Con una toalla envolviéndote el cuerpo has salido del baño.
No sé cuándo me di cuenta de este amor por ti,
quizás fue una noche de lluvia
mientras, agazapada, dormías conmigo
y sentía como respirabas el aire
con el tibio aroma de mi piel.
Luego te pasearás desnuda por la casa
y entre los muslos, a modo de deseo,
sencilla y pura,
te irás llevando lejana mi mirada.




F





4 comentarios:

Leni dijo...

Me ha encantado el tono intimista y
esa forma onírica que desprende el poema. El final es precioso.

Un placer haberte conocido en el encuentro.
Y lo será el leerte, sin duda.

Un beso desde Granada

Enrique dijo...

Qué buen poema. Leerlo es percibir la sensibilidad con la que acaricias un cuerpo desnudo que se acurruca contigo en una noche fría, pero en una cama caliente.

Un saludo desde Perú.

MaLena Ezcurra dijo...

No hay como llevarse una mirada puesta.

Bellas palabras las tuyas, impregnadas de deseo.


M.

irene dijo...

Se irá llevando lejana tu mirada, hasta perderse ella, hasta perderte tú, instantes cotidianos que pueden dejar de repetirse. El sueño me hace verlo todo negro, como el fondo de tus letras, mejor lo dejo.
Un beso, de corazón.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog