La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 19 de noviembre de 2010

Eras dulce en mi boca





Eras dulce en mi boca, cuando tu asombro
dejaba en el atardecer un hilillo de luz entre tus ingles.
Sostenía el mar y sus silencios,
azules como el giro temprano de tu voz
trayendo en oleadas los gemidos,
suaves, tiernos en la tibieza esplendida de tu piel estremecida.
Era ese murmullo telúrico, fugaz,
único, con que el viento sabe adormecer a la tierra,
el instante feroz y prematuro
que dispara el relámpago y trae el trueno.







F


4 comentarios:

Princesa115 dijo...

Sensualmente feroz.

Besos

Mararía dijo...

estupenda¡

irene dijo...

Parece que este otoño estás más encendido.
Un beso, poeta.

Jess Vilardi dijo...

Creo que es la primera vez que me manifiesto con un comentario por aquí, sin embargo, soy una fiel lectora de tus poemas, y éste en especial me encanta.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog