La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

sábado, 16 de octubre de 2010

Venecia V






Y aunque yo vea gatos adormecidos en las plazas,
escuche en el agua el rumor de la marea
y sienta galopar caballos blancos
entre las olas del Gran Canal…
algo de este sueño
tendrá un valor semejante a la lluvia,
cuando entre estas piedras
todavía quedan viejos enigmas
y crece en el interior de cada uno de nosotros
la melancolía que deja el abandono nocturno de un amante.









6 comentarios:

irene dijo...

Y dale con Venecia..., la envidia me corroe.
Enigmas, melancolía, lluvia, abandono, amor..., perfectos ingredientes para un bello poema.
Qué recuerdos de la Cinquetti, yo ya tengo edad... jajaja, y me sobra.
Un beso.

Misk dijo...

La soledad del amante, a eso me ha llevado tu Venecia.

Misk

Princesa115 dijo...

Bonito poema
Venecia siempre te inspira y te hace soñar.

Besos

Noray dijo...

Esos enigmas en Venecia se hacen eternamente jóvenes.


¡Buen viaje en góndola!



Un abrazo.

MaLena Ezcurra dijo...

No hay melancolía peor, poeta.
Nadie puede dejarse entre góndolas y juegos de máscaras.


Te abrazo fuerte en el Ponte dei Sospiri .


M.

ybris dijo...

La lluvia es el velo tras el que vemos los sueños.
A su través medran los melancólicos enigmas de abandonos nocturnos.
Venecia propicia esos sentimientos y esas sensaciones.

Abrazos.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog