La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 25 de octubre de 2010

Venecia IX




Impoluto, el teatro de palacios inundados
aferra a esta ciudad a mis recuerdos.
Yo he abandonado la juventud
y ella, Venecia, sigue en ese trance
de mirar al mar como a un amante celoso.
No he vuelto a ver los gatos,
aquellos que dormían con la tarde,
en ese trasiego del verano de la luz y la sombra
y ni siquiera el valor de un niño jugando
tiene ese termino que le daban la ciudad a los gatos de infinito.
No soy tan solo una mirada,
pero quizás esta travesía de callejas y puentes,
de canales reposados reflejando en el agua el cielo,
sigan teniendo el pequeño valor
que deja en la distancia este viaje.








8 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

no eres una mirada
eres un verbo pulsando

besitos de luz

Esencia dijo...

¿ como no reflejarlo en poesía? Si oda esa ciudad lo es en si misma...
Da envidia sana, la verdad... vsitarla.

saludos esencia.

virgi dijo...

¡Ah, los gatos en Campo Santa Margherita! Y las iglesias, y Carpaccio, y Bellini, y Palladio, y Tintoretto...

Tanti baci

Noray dijo...

¡Qué gozada!

Poesía y fotografía de altura.

È che Venezia è la più bella!!!


Un abrazo.

Carmela Rey dijo...

Dan ganas de ir a conocerla.
Un abrazo

ybris dijo...

Con gatos y sin gatos, inmenso ese valor que deja en la distancia ese viaje.

Abrazos.

irene dijo...

Me gustan los canales, los puentes, los gatos y tu poema, espero que Venecia siga a flote antes de abandonar, definitivamente, mi juventud.
Preciosa la música.
Un beso.

Perfecto dijo...

Tu poema me trae recuerdos, ya lejanos, de cuando estuve la primera vez en Venecia. Mágica ciudad, donde el poema nace de cualquier rincón.
Ya te digo, bellos recuerdos. Un placer leerte.

Un abrazo.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog