La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 26 de septiembre de 2010

Un día de otoño






No resisten los crepúsculos el avance del año
y con los últimos meses caen con estrépito ante cualquier mirada.
Sigo sintiendo frío
y sé de la tristeza de la lluvia de principios de otoño.
Mi cuerpo sigue recordando estremecido tus labios,
y con el calor de tu boca tengo, todavía,
las pequeñas señales de tus uñas en mi espalda.
Rasgo los atardeceres como las hojas de un periódico leído,
hay en este café demasiadas cosas que tienen las huellas de tu paso
y sí, es cierto, es de los pocos sitios donde sirven un buen oporto.
Algo se me escapa, la vida suele plantearme incertidumbres,
pero no logro percibir
todo lo que un día de lluvia puede arrastrar con su silencio.
Hay un gran escaparate a la calle peatonal,
se dejan ver los primeros paraguas y afloran las gabardinas,
con ellas viene esa sensación tan particular
que acumulas hasta los alrededores del invierno,
donde todos somos un poco más introvertidos
y las ausencias calan y crean una pertinaz alarma en la piel.






F


Para Deneuve...mi amiga poeta con révolver...


10 comentarios:

irene dijo...

Ya se presiente la melancolía del otoño en tu poema, a mí me gustan ambos.
Un bonito café para una bella historia... y ciudad.
Besos, Fernando.

Belén dijo...

Hoy he estado en mi torre de babel particular, cerca de la plaza san francisco... querido, no había gabardinas, pero si muchos abrigos... el amigo cierzo...

Besicos

Princesa115 dijo...

El frío, los paraguas, las hojas de los árboles tapizando las calles...es una nueva estación que nos conduce sin más al frío invierno de días cortos y grises.

Saludos y sonrisas

mjmorenoa65 dijo...

a menudo tus versos son flechas, hoy la foto saeta, yo diana en este otoño distinto, ese café es para mí primavera en invierno.

Olga Bernad dijo...

Preparémonos para noviembre, Fernando. Hay que ir buscando cobijo en todo lo que amamos.
Un beso.

Miguel Ángel Yusta. dijo...

En efecto: ya llega noviembre. Tomaremos más oportos en ese café inigualable -y en otros muchos- y pasaremos el trago del otoño, de la navidad, de fin de año, de los reyes magosssss...Ufffffffffffff....

MaLena Ezcurra dijo...

Preciosa es tu palabra abrigadora.


Te beso poeta querido.


M.

39escalones dijo...

Vaya, ese sitio me suena...
Abrazos.

Jesús Arroyo dijo...

NOviembre se acerca y deja al sol entre las nubes de su momento.
Un abrazo, Fernando.

poetapijo dijo...

Ver la imagen del café me ha traido recuerdos, Fernando.

Lo malo es que si llegan recuerdos es señal de que uno no está construyendo otros nuevos.

Un abrazo

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog