La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 8 de julio de 2010

De Félix Grande




Casida de la alta madrugada

Cuando te acuerdes de mi cuerpo
y no puedas dormir
y te levantes medio desnuda
y camines a tientas por tus habitaciones
borracha de estupor y de rabia

en algún lugar de la Tierra
yo andaré insomne por algún pasillo
careciendo de ti toda la noche
oyéndote ulular muy lejos y escribiendo
estos versos degenerados.




4 comentarios:

Intro dijo...

En los desvelos, no hay nada mejor que escribir poesías.

Saludos.

Arya dijo...

Asi es cuando uno tiene todo
pero al final no quiere nada
se hace el alma errante,
solo le queda las vilezas y mil noches...


Saludos :)

María Jesús Lamora Fotografía dijo...

Me gustan los versos degenerados, aquéllos que distorsionan, confunden, tiritan, aclaman, sorben, sienten.
Siempre.

ybris dijo...

Formidable Félix Grande.
Un grito aullido dolorido que surca la distancia insalvable entre dos ausencias.

Abrazos.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog