La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

miércoles, 7 de julio de 2010

Cuando dejo de amarte





Entonces, cuando dejo de amarte
y nos separan los centímetros del sueño,
nace un alejarse lentamente desde dentro
aunque cada cuerpo rebosa todavía del otro
y tengamos enlazadas las piernas
y los brazos aún nos acojan.
Sentimos despacio desanudar la branza
partiendo cada uno en un bajel pequeño
desde el muelle
que siempre nos deja nuestro propio silencio.



5 comentarios:

Marisa dijo...

Exquisita descripción de la placidez después del único desenlace.
Espléndido, como siempre.
Saludos.

malena ezcurra dijo...

Uno no debería separarse nunca del jardín donde hace ciertos los deseos.


Un abrazo poeta querido, tus letras son un hechizo.



M.

Elisa Berna Martínez dijo...

Un delicioso poema para ese delicioso momento que sigue a la tormenta.

Un abrazo tío!

MIZPAH dijo...

Un alejarse desde dentro que no te deja irte nunca...
Besos.

Princesa.triste.115 dijo...

Breve pero intenso.
Después del amor...queda también amor

Saludos

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog