La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 13 de junio de 2010

Horado el tiempo







Horado el tiempo y mi dedo es una llama.
Vuelo en el viento sin esperanza,
tengo una maleta llena de periódicos atrasados,
una muda, dos camisas, un jersey azul
y el valor que da un billete de tren a Europa.

Tú eres el camino,
la sospecha que en tus ojos encamina mis días.
Sombra y luz, sostienes con tus manos mi debilidad,
cada palabra teñida en las veredas de la noche,
la sensación impensable de que siempre partimos,
que hay dos segundos de silencio antes de despedirnos,
aunque el beso que me das tenga tantas raíces
como todo el tiempo que llevamos juntos.




Gracias a Lamima, me ha dado el pie.


5 comentarios:

Maria Varu dijo...

tiempo horadado y entrelazado de raíces de tiempo...
así, nunca pueden huir las horas, ni alargarse los espacios... porque siempre perdura el tiempo sin-tiempo de un beso

besos

laMima dijo...

Querido mío...:)
Has descrito bien el tránsito de la película...la necesidad de amar..
Besos.

Sneyder dijo...

Ese beso tiene vida compartida, palabras y noches, miradas que hablan...

Me encantó.

Un saludo

39escalones dijo...

Los caminos de los blogs son inescrutables...

Lamia dijo...

Estoy a punto de coger dos trenes: uno físico, es cierto. Y otro filosófico. Uno sé dónde acaba y cuándo me trae de regreso a casa. El otro..... el tiempo lo dirá. Es imposible anticipar los secretos que esconden los viajes.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog