La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 11 de junio de 2010

Café París XXIII





Yo, el Sena entre tus muslos…



Quebrada la noche,
su hora decisiva cae sobre mi espalda,
siento tus manos pequeñas recorriéndome,
tu boca sembrando amapolas con tus dientes,
tus labios pronunciando un idioma extranjero,
un jeroglífico que me estremece,
el sutil fuego deja en mi vello nombres impronunciables,
todas las fuentes manan ebrias las verdades
y tú, vencedora, reina de Samotracia,
me has embarcado a un Egeo imaginario
donde es azul tu lengua y blanco el preludio de la luna.




F




8 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Tremendo Fernando, tremendo. Ya sabes que me encanta tu colección parisina.

ybris dijo...

Arco iris esa evocación de sensaciones bañadas por el Sena.

Un abrazo.

Selma dijo...

bisou silencieux, f...

Fernando dijo...

Marcos está va a ser la parte más cálida de Café de París...hay más

gracias Ybris , siempre cercano.

Selma...también besos para ti.

Noray dijo...

Está claro, siempre nos quedará París.



Un abrazo.


(Coincidimos en la evocación de esa maravillosa ciudad en la entrada de ayer).

mjmorenoa dijo...

Tus cafés de Paris son estupendos, tu boca sembrando apamolas con tus dientes. Y luego para terminar de emocinarnos Brel, Non nous quittes pas Fernando. Mj.

Arya dijo...

Que torrente... buena sangre en esas venas.

Una delicia leerte. Besos : )

irene dijo...

París, París..., qué belleza de foto, de ciudad y de poema..., y para remate, la canción, un disfrute para todos los sentidos, ganas me dan de quedarme aquí hasta el día 24, por lo menos.
Un beso, Fernando.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog