La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 2 de mayo de 2010

En la claridad








En la claridad,
la luz dejándose reposar entre los árboles,
una huella tras otra del viento en mi cuerpo.
La brisa casi imperceptible del mar,
húmeda y tibia del mediodía,
mientras tu voz ejecuta un juego perfecto de sonidos,
me habla de los infinitos matices que no contemplo
y los que trae con su adiós abril entre los dedos.
Escucho las olas,
siento un escalofrío
cuando tu mano me acaricia.
Puedo amarte así,
ahora, siempre,
en el instante
en que la eternidad
solo vale un beso de tu boca.




Fotografía de Malatorre



6 comentarios:

Maria Varu dijo...

todo el recorrido de un instante en la cúspide de un beso... bien vale una eternidad

besos

Doberka dijo...

Un beso eterno en sólo un instante... perfecto, Fernando.

Besos

Noray dijo...

No sé si valdrán la eternidad,
pero ese preciso instante
y ese simple beso
valen esta vida entera.



Un fuerte abrazo

MiLaGroS dijo...

Muy hermoso.La eternidad vale lo que vale un beso. Un abrazo

ybris dijo...

Instantes eternos como el beso traspasado desde abril a mayo.

Un abrazo.

MIZPAH dijo...

"La eternidad sólo vale un beso de tu boca"... (sin palabras).
Un abrazo.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog