La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

martes, 18 de mayo de 2010

Así como tu nombre la tarde quedó muda









Así como tu nombre la tarde quedó muda.
Se abrió el cielo.
Un arbolado viaje de pájaros inundó la tierra.
Luego el silencio era abotonado en el huir derrotado del sol.
Tú ya no eras la que guardaba el viento,
ni el ruido sentido de la mar
llegaba con tus dedos aferrados a mi cuerpo.
El bosque dormía en su invierno de ceniza
y la sombra roja de la noche
tenía todavía
los dientes blancos de la nieve.





F


5 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

todo completo es un derroche de belleza y sensualidad

un placer leerte Fernando

ten un día genial:=)

ybris dijo...

Muda de nombres la tarde y ella.
Nada mejor para la palabra de los demás sentidos y de las imágenes sugerentes.

Un abrazo.

Ema dijo...

muy bueno..

Perfecto dijo...

Un gran poema. Precioso.

Un abrazo.

MaLena Ezcurra dijo...

Y siempre el bosque rodeándolo todo.

Ahora que me faltan palabras tus versos me completan.


M.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog