La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 8 de abril de 2010

Bosón de Higss






Bosón de Higss


En el dilema, dios, esa fuente de crédito eterno,
se hizo pequeño, muy pequeño…y divagó.


La arena es el tiempo,
un grano tras otro se disfraza de silencio,
la eternidad disuelta en pequeñas metáforas,
una huella creciendo en el abismo de la soledad.

La sierpe deja a su paso interrogantes,
sólo los ojos azules de un nómada
sabe interpretar los enigmas.

Un desierto rojo recoge los frutos de mi paso.
Sé que todo se puede recoger en el puño de un niño.

Busco un relámpago asesino, la voz que emana una pregunta
y me deja tendido en el borde de todas las incertidumbres.

Tal vez el agua, la lluvia,
el llanto inmenso de una lágrima,
un río sin descanso, el mar océano,
la ola que una vez me perdonó la vida…

Después quedó un eco, un escalofrío,
el almizcle de su paso en mi boca y en mi piel…
La eternidad es ligera cuando la muerte la interroga.

La noche se desnuda en los brazos del universo.
Veo los astros y sé que detrás de la luz
se quedó una gran tristeza.




F



5 comentarios:

Luisamiñana dijo...

Eso es el bosón de Higgs: todas la incertidumbres.

Y el verso estrella es (for me, claro): La eternidad es ligera cuando la muerte la interroga.

media luna dijo...

Es una delicia leerte. Es un poema que me deja tendida en el borde de todas las incertidumbres.
Y sin embargo, una certidumbre en medio de este Bosón de Higss: "...Sé que todo se puede recoger en el puño de un niño"
Mis más sinceras felicitaciones.
Un beso grandote.

Mónica dijo...

Que agradable estar acá... leyéndote.
Y la noche se desnuda siempre...sí y nos deja tendidos, así, al borde de la incertdumbre...

Muy hermoso
Un beso

irene dijo...

Esas pequeñas cosas, tan cercanas, abarcables y muy escurridizas, escapan sin que apenas seamos conscientes de su marcha.

Tus palabras se deslizan suavemente al compás de tu música, es una delicia.

Buenas noches, un beso.

ybris dijo...

Sencillamente genial tu poema hoy, amigo: una secuencia prodigiosa de metáforas bellísimas.
Hasta ahora había registrado como formulación de Dios la doble metáfora del recordado Miret Magdalena: "Dios, lejos de ser un amo exigente, es poesía en la cual se cree".
Quizás tenga que añadir desde hoy la tuya: "dios, esa fuente de crédito eterno" o la que colijo de los mismos versos: "una extrema pequeñez que divaga en un dilema"
No sé si al bosón de Higgs -más cerca de Lederman que de Dan Brown- se le ha llamado partícula de Dios por el hecho de que se conozca su masa aproximada y se desconozca su existencia o por algún otro motivo.
Quizás el Cern o el Fermilab descubran el bosón de Higgs pero Dios seguirá siendo una metáfora o un oxímoron.
Sigo leyendo:
Tiempo-arena, duda-huellas, fruto-sencillez, vida-incertidumbre...

Y, desde luego, coincido con Luisa en la excelencia del verso:
"La eternidad es ligera cuando la muerte la interroga."
Llego al final y me quedo con el eco -entre muchos hoy- de la alegría de la luz que deja tras de si una gran tristeza.
Seguiré leyéndolo.

Un abrazo grande, Fernando.
Me hubiese encantado dártelo personalmente mañana, pero al fin no podrá ser.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog