La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

jueves, 11 de marzo de 2010

Enhebro a tu cintura el cahíz de la ausencia






Enhebro a tu cintura el cahíz de la ausencia.
Larga, como la estela en el mar de los barcos,
mis dedos te abandonaron lentamente.
La pausa indefinida tiene su cadencia de plata,
su cadena de espuma, uno o dos gemidos,
un desahucio de dudas, los muelles de mis manos,
el suspiro interior, un silencio,
el rojo y estremecido pulso tibio del adiós.





F



3 comentarios:

salvadorpliego dijo...

Excelsa!!!!!! Las imágenes de tus versos son maravillosas. Te felicito y las aplaudo.

Un placer leerte.

ybris dijo...

Dulces estelas.
Dolorosas también.

Abrazos.

Olga B. dijo...

A mí, tú ya lo sabes, me encanta que recuperes y uses palabras mágicas como ese "cahíz" de la ausencia, medida, tal vez, de sus gemidos y tus dudas.
Segundo beso de la mañana;-)

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog