La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

martes, 3 de noviembre de 2009

Entonces la distancia no era suficiente para los dos




Entonces la distancia no era suficiente para los dos

y volverte a ver sabía a helado y a canción de Pink Floyd.

No traían los gintonics más hielo

que el que usaba mi boca para recorrer tu vientre

mientras el verano se cubría la espalda con la mía

y el crepúsculo apenas reconocía

que la noche era nuestra,

donde nada respiraba en ese cuarto

más que el anhelo y el deseo de naufragar uno en el otro.




6 comentarios:

ybris dijo...

En las distancias cortas la realidad no es consciente de su capacidad de ser recuerdo nostálgico.
Cuando el mutuo deseo de naufragio no era miedo todavía.

Abrazos.

mujer rebelde dijo...

Me gusta...es tan bella ,tan sensual y cuando lees estàs viendo cada escena en la mente....realmente bella. Besos "Mujer rebelde".

My dijo...

tus palabras
deberían inundar de poesía
los muros de cada ciudad.

un abrazo.

Noray dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noray dijo...

No hay tiempo ni distancia
entre su cuerpo y mi sueño,
sólo un río de ausencia
temblando en mi aliento.


Un abrazo


PS: El gintonic, siempre con dos cubos de hielo.

Laura Gómez Recas dijo...

Es preciosa esa hilación que has formado del hielo a la boca, de espalda a espalda, del crepúsculo a la noche, como una escalera que asciende y dota al poema de sentimiento.

(Precioso comentario de Noray)

Un beso, Fernando.
Laura

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog