La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 25 de septiembre de 2009

Ha muerto Rolando Mix




Al irte


La eternidad duró lo que la noche dura.

Impreso permanece tu color rojo fresa

en el sabor que abandonaste en mi garganta.

Al relamer ese tiempo se hace agua la boca,

no se completa el ciclo si falta tu presencia.

Al irte, lentos transcurren los segundos.

Tú, te difuminas en penumbras.

Tu aspecto se disuelve en las sombras.

Para alumbrarte siento el resabio

de tu fogata seductora.

Te alejas,

petrificada estatua, impávido panal,

el instante colmado empieza a adormecerse.

Descontenta entender el vuelo de los pasos

yendo desde el apego hacia el ropero cerrado.

Vestidos a destiempo se ruboriza el aire.

Falla el fuelle de pliegues para ocultar desgarros.

Se sangra al desistir. Es un deseo despojado.








Para leer un poco de su vida en Anton Castro


2 comentarios:

Miguel Ángel Y. dijo...

Mientras exista su poesía, vivirá el poeta. Mis condolencias más sinceras.

fgiucich dijo...

Cuánto duele la muerte de un poeta. Abrazos.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog