La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 15 de junio de 2009

Café París XVII







Boulevard Haussman:
Digo sueños y en esta calle los encuentro todos.
Digo sueños y dinero.
La cúpula de las Galerías Lafayette
tiene el aroma de Dior y de Chanel
y besos en la boca con sabor a cerezas,
porque las cerezas en París y en mayo
saben a tu boca
cuando me muerdes los labios y te ríes.
Atrás queda Montmatre y el Sacre Coeur,
la rue Pigalle y los sueños del boulevard.
Opera trasmite “Le Grandeur” y la música en sus escaleras
tiene la luz de lo nuevo y el calor de la juventud,
después, siempre hay un después,
en un pequeño café tú me acaricias,
mientras me traes el mar cuando me miras.



F


4 comentarios:

Anónimo dijo...

te hallé después de regresar y no sabes la nostalgia, de la buena que me da leer lo que vi y lo que soñé, me vine sin besos y caricias, por eso tengo que regresar a por ellos.

Dana Andrews dijo...

Me ha encantado lo de las cerezas y su sabor..."cuando me muerdes los labios y te ríes". A veces pienso que conocemos a la misma mujer... jeje

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre es un remanso de paz pasarse por este lugar que me cuesta hasta definir. Un placer siempre.

Saludos!

marisa dijo...

¡Qué bello París recordado gracias a tus versos! he vuelto y las cerezas estaban en mi boca.Luego fui a besarle para recordar ese sabor.Besos y gracias.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog