La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 1 de junio de 2009

Café París XIII





Los puentes de París
unen más que otros puentes,
abrazan las orillas
y cuando cruzas el Sena
te dejan el aliento impregnado como un beso,
te abraza el tiempo,
y la voz en off de todas las películas
que hemos visto de la Nouvelle Vague,
la intensidad de una mirada que te desnuda en un instante
o una conversación robada al azar
que te llega tan cerca que te estremece.









3 comentarios:

Dana Andrews dijo...

A mi me estremecen sus versos parisinos. Preciosos. Parece que escucho d fondo la banda sonora de "Charada" con esa música de Henry Mancini.

Ego dijo...

Siempre ese pecado capital,
el deseo de no querer volver a viajar sola,
y el Sena en la imaginación.
Me estoy perdiendo mucho por no perderme nada.
Un (b)eso

heva dijo...

como me gustan estos cafe parís...

beso

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog