La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

sábado, 18 de abril de 2009

Ha crecido la noche en el silencio





Ha crecido la noche en el silencio.
Soy de nuevo el océano respirándote.
Mis caricias recorren tu cuerpo,
te siento estremecida entre mis brazos
cuando mis labios dibujan en tu nuca un corazón
en un ir y venir buscando los recodos de tu deseo.
Hace frío, te aprietas a mí
como si el mundo se acabase
y me susurras mi nombre despacio y al oído
siguiendo el ritmo de las olas,
cuando todavía la galerna es habitable
y somos sólo dos sombras en medio de la nada.




F




9 comentarios:

Mme Pompidou dijo...

Veo una pareja de semidesconocidos observando juntos el mar y su oleaje potente, desde un espigón, que valiente, sostiene su ira...

marisa dijo...

Nombrar al amado es hacerlo nuestro, poseerlo, habitarlo. Un beso, poeta (pasadlo bien hoy)

Dana Andrews dijo...

Una bonita forma de describir el ritmo del "oleaje". Bonita ilustración también, se nota tu predilección por el mar...

Laura Gómez Recas dijo...

Ese momentoj preciso: "cuando todavía la galerna es habitable". Perfecta imagen, llena de fuerza y contenido.

Un beso.
Laura

Doberka dijo...

Mmmmm... suspiros oceánicos y silencios cálidos en medio de la nada... y eso es un "todo". Fabuloso, Fernando.

Besos

fgiucich dijo...

Beber su aliento una noche de frio, debe ser un placer inenarrable. Abrazos.

Marae dijo...

Veo una palabra... acurrucados

ybris dijo...

Habitar la galerna mientras es habitable es mucho más que ser sombras en la nada.

Abrazos.

ynarud dijo...

"Soy de nuevo el océano respirándote."

;)

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog